"Porque es nuestro existir, porque es nuestro vivir, porque él camina, porque él se mueve, porque él se alegra, porque él ríe, porque él vive: el Alimento"



Códice Florentino, lib,VI, cap.XVII

sábado, abril 18, 2015

Azúuuucar

Últimamente me atormento con todo el azúcar y harina que me llevo a la boca. Siempre lo hacía con un sentimiento de culpa, pero ahora más. Es que he estado leyendo un libro que me ha puesto los pelos de punta sobre todos los daños que acarrea el azúcar y los lácteos, y las harinas y la carne y…. Claro, lo más sensato sería no leerlo, ¿para qué lee uno cosas feas, si de algo nos vamos a morir? Pues sí y no. Todos tenemos nuestros miedos y la conciencia no la puedo aventar a la basura y llenarme de dulces y pastelitos todo el santo día, pensar en que nada me va a pasar y seguirle dando hasta que reviente. Trato de comer sano, no consumo alimentos procesados, pero no puedo evitar de sentir esa sensación en el cuerpo que me pide algo dulce. Según el libro ése, dice que esa sensación se puede controlar comiendo una fruta. No sé si a ustedes, con esta acción les sea suficiente y se les apacigüe el antojo. Dicen que el azúcar es tan adictiva como la cocaína, supongo que sí, pero no voy a meterme coca para comprobarlo. No he podido dejar de comer algo dulce a lo largo del día. Esto sucede cuando cae la tarde, horas después de comer. Sin embargo, (sufridora que soy) estos postrecitos prefiero comerlos en la mañana, al desayunar y disponerme a hacer un poco de ejercicio para evitar ahogarme con mi papada.

Hace tiempo, vi un postre parecido en la página del facebook de una amiga, no venía la receta, ella argumentaba que las fotos le habían salido mal. Yo le decía que no era su caso, los ingredientes están tan apetitosos que se antojan aunque sea la peor de las fotos. Yo de esas tengo infinidad en mi computadora, ocupándome espacio de manera inútil pero con grandes recuerdos al paladar.Así que aquí presento varias fotos del mismo plato, un crumble, algunas mejor logradas, otras realmente repulsivas sobre todo después de cortarlo, (es que no queda como un corte de pay), aunque, lo juro el resultado es delicioso. No hagan caso de las horribles fotos. No se dejen llevar nunca por una cara bonita, métanle el diente y verán que es pura pose.

IMG_1392

Hace dos meses lo he comido con mis hermanas y mi madre, de esas reuniones que se hacen de manera inexplicable, improbable y para ventilar pérdidas por seres que se han ido. Esta receta la debí de haber puesto desde febrero y desde entonces la he hecho mínimo cinco veces. La excusa que tengo ante ese domador que llevo dentro, es que es un postre muy frutal y no lleva un piso adicional de galleta como cualquier pay.

IMG_2930

Es un crumble frutal, se puede hacer de manzana, pero como no es la época de manzanas y sí de fresas y frambuesas pues lo hice de frutos rojos, aunque a estas alturas ya se está acabando la cosecha de ellos. Puede prepararse con manzanas y canela, o con varias más: manzanas, mango, kiwi, fresa, plátano, todas juntas.

Hace poco invité a una amiga a comer y lo ofrecí de postre, se comió tres platos, ha sido insaciable su apetito y no la culpo, yo hubiera hecho lo mismo si ella me lo ofrece. Después de varias pruebas esta es la receta que más me ha gustado.

Crumble de frutos rojos

¿Qué necesito?

3 tazas de fresas picadas

21/2 tazas de blue-berrys

3 tazas de frambuesas

1/2 de taza de azúcar

la ralladura de una naranja y la ralladura de un limón

3 cucharaditas de harina

Las frutas se revuelven con los demás ingredientes y se colocan en un refractario engrasado.

Utilizar un refractario como de unos 30 cm X 18 cm, algo profundo para que quepan los frutos elegidos.

IMG_2929

IMG_2932

Luego se cubren con esto:

Crumbre:

Harina 150 gr

mantequilla 150 gr.

azúcar 150 gr.

almendras o nueces 50 gr. (opcional)

Es preferible pesar todos los ingredientes secos y dejarlos reposar en el refrigerador un par de horas, así quedará mejor y más crocante. Después de sacar los ingredientes bien refrigerados agregar la mantequilla, fría también, cortada en cubitos para deshacerla con tenedor o con macerador. Debe quedar con una textura de avena, con grumitos.

Es preciso que se trabaje demasiado rápido. Ya lista la mezcla, meterla en una bolsa de plástico en el refrigerador por un par de horas más. Con eso de que lo repetí tantas veces, me acomodó más tener listo el cumbre pesado y listo por varios días, así sólo saqué, y listo, sobre las frutas.

IMG_1388

IMG_2938

IMG_2940       

 Se hornea hasta que se ve dora la cubierta, aproximadamente 30 minutos a 180 °

IMG_2951

3 comentarios:

Viena dijo...

Querida Carmen, no hace falta que lo jures, el crumble es un pecado de algún vicio, seguro, seguro, no se puede dejar de comer, por más culpa que una tenga, por más intenciones de ser moderada jajaja.
A mi me pasa igual y yo lo hago con almendra y harina, es impresionante y tan fácil de hacer.
Respecto al azúcar, tienes razón, está muy al día la divulgación de todos sus males. Yo no sé ya, porque a medida que tengo más años, he visto tantas "modas" alimentarias que ya no sé qué pensar. Recuerdo todavía cuando el pescado azul o el aceite de oliva eran tan malos, porque interesaba más vender aceites de girasol o maíz, luego la dieta mediterránea los rescató, pero durante un tiempo, todo el mundo huía del pescado azul como de la peste. Claro que no es lo mismo, el azúcar refinado es el problema y bueno, nosotras, jajaja, que somos las que ensanchamos.
Te mando un beso muy grande.

Carmen dijo...

Gracias Viana, por tus comentarios. Recibe un saludo.

cablemas atencion a clientes dijo...

Que Glotonería!!!!
Parece muy sabroso y exquisito!
Me encanta este blog! cuando puedo pongo en práctica alguna de las tantas recetas.
Gracias por el blog y por compartir tantas exquisiteces!
saludos