"Porque es nuestro existir, porque es nuestro vivir, porque él camina, porque él se mueve, porque él se alegra, porque él ríe, porque él vive: el Alimento"



Códice Florentino, lib,VI, cap.XVII

miércoles, diciembre 05, 2007

La muerte chiquita

Adoro el chocolate, cuando tengo un poco en casa, me entra una sensación ronroneante de satisfacción interior, es un gusto y regusto por sentir ese vacío al atardecer, la necesidad de algo rico y saberme la feliz poseedora de una barra para ese momento. Tiene que ser negro, porque el chocolate con leche desde hace mucho tiempo no me encanta, pero nada de chocolate blanco, que tiene de cacao lo que yo tengo de rubia, a ese, a ese ni lo miro siquiera. Debe ser chocolate oscuro, con un porcentaje bastante alto en cacao, amargo con cuerpo, untuoso. Nomás escribo esto y ya quiero tener entre la lengua uno y esperar a que lentamente se disuelva. Deja una sensación de placer en mí, que tal vez eso es lo que lo hace tan famoso: libera endorfinas. Abundan las historias de los beneficios del chocolate, pero lo que me produce la guardo para la noche.

Descubrí que hay una empresa española Late Chocolate que ha diseñado una sugerente escultura, el consolador Late late. Una chupadita rica se antoja, ahh, y por qué no mejor lo hacen de verdad de chocolate, así hasta a mordidas me lo como. Les dejo la publicidad del video, rica en verdad.


8 comentarios:

Anónimo dijo...

wooooooowwwwww, eso sí que estuvo en serio.
saluditos fríos pero llenos de entusiasmo. Ya salíó la revista 2. Te estoy guardando loe ejemplares para cuando nos veamos.
Aida

DNA dijo...

jejeje.. o sea, a falta de sexo, chocolate?. te recomiendo ampliamente ése de la lindt, el noir, 70% cacao. hay hasta del 90%, pero ése ya sabe a tierra.
la verdad es que no hay mejor consolador que el chocolate.

naaa!!.. qué zapatito ni que ocho cuartos!, necesito la receta antes del 5 de enero linda!, tipo para el 24 de diciembre jejeje... que no ves que tengo que ensayar la rosca??, que sino me voy a tener que comer un panettone con un hoyo enmedio!.

http://moleverde.wordpress.com

Carmen dijo...

¿Cual falta de sexo? Nunca dije eso, no me andes levantando calumnias.

maria tabares dijo...

Digamos que yo esta tarde por fin tuve un pequeño tiempo para empezar a degustar el chocolate sonoro de Ofelia Medina. Hasta ahora va un primer pequeño mordizco. Y va gustando...

Ya te diré como me fue con la chocolatina completa

Abrazo

María Tabares

glaukopis dijo...

mmmmhhhh...chocolateeeeeeee

què serìa de mi vida sin el chocolate!?

cuando ando hasta la madre de trabajo con cara de YaNoPuedoMàs! mi jefa me ofrece un pedazote de chocolate amargo con avellanas...es la gloria...

Pillo dijo...

A mi tambien me encanta el chocolate negro, el blanco sabe a grasa ¡asco!, no sabía que el chocolate fuera afrodisiaco pero ahora que lo dices lo intentaré...

me sigue dando hambre tu bló, ya te leeré despues de comer

Cuanod vaya a otro país exotico te invito , claro que si...

...Mejor pongo un seudónimo aquí dijo...

yo tambien ignoro a los blancos, nada que ver!! ahora ya me antojaste un chocolate!!!!!

chilangelina dijo...

Venga la muerte chiquita!!