"Porque es nuestro existir, porque es nuestro vivir, porque él camina, porque él se mueve, porque él se alegra, porque él ríe, porque él vive: el Alimento"



Códice Florentino, lib,VI, cap.XVII

sábado, agosto 18, 2007

Lujuria


…Sudas en la marisquería, los brazos del ventilador del techo, no sirven de nada. Por fin te traen el plato que habías pedido, un olor a yodo y mar aterriza ante la mesa. Mejillones, almeja viva, ostiones, pata de mula, todos sobre una cama de sal. Ante ti el plato del consuelo, tu boca parece aspiradora succionando cada concha, la preparas con limón, salsa Tamazula, sal y con el tenedor desprendes al molusco adherido a la concha, abres la boca con deleite y haces un ruido de complacencia al morderla, chupas el líquido oscuro que tienen las almejas y te lames cuando se te escurre por los dedos, no te permites desperdiciar ni una gota, repites la misma operación con la siguiente concha: morder, lamer, chupar. Este manjar te evoca otros pliegues, otras carnosidades…

6 comentarios:

Guillermo Vega Zaragoza dijo...

Hola Carmen:

Échale un lente a mi blog:

http://ombloguismo.blogspot.com/2007/08/mis-5-blogueros-pensantes.html

Besos.

Memo

Irenita dijo...

tienes razòn, làstima que a mi los ostiones no me gusten! :( pero para ser sincera la comida no me inspira sexo...el alcohol si :D

saludones!

chilangelina dijo...

Guau!! Con este post te podrias convertir en la cronista oficial de mi subconsciente...
Uta, ya quiero ir otra vez a Mazatlan.

gabriel dijo...

A mí hoy me dijo mi maestro Victor que me río como marisco.

Pillo dijo...

La salasa Tamazula es la onda aunque comiendo en el pacifico prefiero la Huichol y los ostiones y las otras carnosidades tambien jajaja...que chingon post...

Carmen dijo...

¿Risa de marisco? AL menos no te dijo que te reías como Bob Esponja.
Mhhh, a mi me gustan más los besos de almeja, esos son los ricos.