"Porque es nuestro existir, porque es nuestro vivir, porque él camina, porque él se mueve, porque él se alegra, porque él ríe, porque él vive: el Alimento"



Códice Florentino, lib,VI, cap.XVII

miércoles, octubre 18, 2006

Acérquense, acérquense, acérquense


Esta es la mesa puesta para todos, ésta es la carne para el hombre
natural;
Es para el malvado no menos que para el justo, a todos he invitado,
No permitiré que una sola persona sea desairada o excluida,
La mantenida, el parásito, el ladrón, están aquí invitados.
El esclavo de labios gruesos está invitado, el enfermo venéreo está invitado,
No se hará la menor diferencia entre ellos y los otros.

Este es el roce de una mano esquiva, ésta es la impresión y el olor
del pelo,
Este es el contacto de mis labios y de los tuyos, éste el murmullo
del anhelo,
Esta es la remota profundidad y la altura reflejando mi cara,
Esta es la voluntaria fusión de mi ser y otra vez la salida.

¿Sospechas en mí un propósito oculto?
Sí, lo tengo, porque lo tienen los aguaceros de abril, y la mica de las
rocas lo tiene.

¿Crees que quiero asombrar?
¿Asombra, acaso el día? ¿Asombra acaso, el pájaro que canta
temprano en el bosque?
¿Asombro yo más que ellos?

Ahora estoy hablando de la intimidad,
no diría estas cosas a los otros, pero a ti te las digo.

de Canto a mí mismo.
Hojas de Hierba.
Walt Whitman

Mi Poeta especial para ser administrado por vía intravenosa para resarcir periodos violentos, trágicos y depresivos.

1 comentario:

angel dijo...

Un hallazgo la renovada lectura del autor de Hojas de hierba en tu magnífico espacio. Te lo aprecio mucho.

Saludos...