"Porque es nuestro existir, porque es nuestro vivir, porque él camina, porque él se mueve, porque él se alegra, porque él ríe, porque él vive: el Alimento"



Códice Florentino, lib,VI, cap.XVII

jueves, octubre 19, 2006

Me siento en las nubes

Hay un aroma asqueroso en ese supermercado pretencioso de Churubusco y Eje Central , no me importa. Que gusto ver el alimento de perro en el mismo pasillo que el insecticida, algún día mis oscuros deseos se cumpliran.
¿QUién compra tanto producto orgánico tan caro? Tal vez se alcance el fin utópico y estos lleguen a las clases más necesitadas ¿y mientras? Mientras Javier Bardem me hace el amor en la panadería, las empleadas sólo nos preguntan ¿plástico o papel?
Guardo el carro en el mínusculo espacio en mi casa, otra rayita más al tigre al deslizarlo en reversa sobre la salpicadera, mis lentes están rotos, un chocolate se derritió en mi bolso.
Siento un enamoramiento encantador que recorre mi cuerpo.
He perdido condición física por quedarme en casa a escribir todas las mañanas.
Qué me importa, que cosas más insignificantes, todo es bello...ahhh.

Si ya exenté en la clase de Novela.

4 comentarios:

Tagarote dijo...

Felicidades por exentar.
Me encantaría leer esa novela.
Lamento tu fobia.

Anónimo dijo...

Ay que presumida!!!!!!!!!!!!! Ya ves... y tanto tiempo que sufriste... Mmmmm, bueno, en realidad creo que es por que sufriste que ahora se siente tan bien, después de todo escribir es a veces sufrir, ¿no? Así que sigue sufriendo y terminala... Ya queremos leerla.
Besos

Alejandra

Marianita dijo...

¡¡¡hurra hurra!!!
como alguna vez oí por ahí:
"escribir es una desgarradura que no se cura con la escritura"
¡¡¡¡¡¡VENGA DE AHÍ!!!!!!!!!!

por cierto, la banqueta ha sido encarpetada...los biólogos de banqueta atacan.

Juan Eduardo Sequeiro dijo...

¿Carmen, cómo le haces para tener tantos lectores? en fin, te felicito por excentar novela, no por eso, te diré que dejes de escribirla por el contrario espero que algun día no muy lejano nos escribas invitandonos a la presentación, a mi por lo pronto se me descompuso mi maquinita del tiempo y no puedo viajar a la Edad Media, el buen Godefroi tendrá que esperar sentadito a que me retorne la inspiración. un abrazo.