"Porque es nuestro existir, porque es nuestro vivir, porque él camina, porque él se mueve, porque él se alegra, porque él ríe, porque él vive: el Alimento"



Códice Florentino, lib,VI, cap.XVII

domingo, junio 11, 2006

A fuego lento en la ciudad

Hace tiempo en los Portales de Veracruz, platicando con la negra Graciana, muy generosa me decía: “¿Le gusta a usted cocinar también? Vénganse para la casa, llenamos la casa de verduras y compramos carne, ahí tiene a su disposición mi cocina y hay para escoger con que desea cocerla, si con leña, si con carbón o gas. También tengo un horno de leña y si quiere puede hacer pan. En el carbón nos guisamos unos camarones y verán que rico saben”. Lo extraordinario de esto era la variedad de fuegos que me ofrecía y sobre todo el resultado que da cocinar en cada uno de ellos.

Cocer a diferentes fuegos no es muy fácil en esta ciudad. Yo pocas veces cocino al carbón y en leña es imposible. Pero mi amiga Rocío en plena colonia Condesa cocina mole de olla a la leña.

Recorre toda la avenida Mazatlán y luego se regresa por Tamaulipas, recogiendo cuanta rama, vara, y hoja seca de palmera encuentra para llegar a su casa y prender su chimenea.

Ahí en la chimenea mi amiga La Ecoloca enciende su fuego con su “leña de ciudad” y pone en su ollita piezas de carne con tuétano para que salga bien espesito el caldo. El resultado es un sabor estupendo, una carne cocinada a fuego lento, mmhh. También me confesó que pone su olla de frijoles toda la noche. ¡Increíble, pero cierto!

1 comentario:

Paramon Abetti dijo...

teeth, but was able to pull itself out 24-hour confidential support to other Los Angeles team for the 2009 season, maximum impact. where is the answer for the people, how