"Porque es nuestro existir, porque es nuestro vivir, porque él camina, porque él se mueve, porque él se alegra, porque él ríe, porque él vive: el Alimento"



Códice Florentino, lib,VI, cap.XVII

martes, mayo 22, 2012

Veneno postrero

Últimamente por varias razones no he sido constante en las entregas en el blog, motivos de salud principalmente, disculpen. Además de otros acontecimientos curiosos, fíjense.

Haciendo memoria tengo que reconocer que en tierras morelenses he tenido encuentros paranormales. Me han agredido los muertos. Si la ciencia dice que las abejas aerodinámicamente no pueden volar, ¿sabrá la ciencia que las abejas muertas también pican?


La primera vez, casi recién llegada al lugar donde vivo una abeja muerta me picó, y la recuperación fue bastante pesarosa, dado el linfedema en mi mano derecha. A poco más de un año otra abeja me ha vuelto a picar, ahora fue en la planta del pie izquierdo.

¿Qué poder hace que las abejas zombies me piquen? Están ahí, escondidas, en estado latente, paso yo y ellas como una pistola cargada disparan su veneno sobre mi piel.

¿Será una venganza por las declaraciones que he hecho, de que la miel de Morelos no me parece de buena calidad? ¿Cuántos grupúsculos de abejas zombies estarán esperándome para atacar?

Y no crean que estoy confundida, sé perfectamente que cuando las abejas pican mueren desmembradas por dejar su aparato digestivo pegado al aguijón. Estas dos abejas zombies que me han picado están ahí, cada una haciéndose la “mosca muerta” esperando para atacar.

Si tienen recetas caseras de cómo sobrevivir a las picaduras de abeja se los agradeceré. Tengo un baile el sábado y mi pie está mal. Me pusieron barro en el momento de la picadura, fue excelente remedio para el dolor y la inflación pero ahora está hinchadísimo. Me dijo un señor que vive aquí que los mismo sucede con los alacranes, después de muerto cualquier testereo con su aguijón deposita su veneno. ¿Será que aquí está el imperio de los insectos zombies?

 zombee126 (1)
Dibujo tomado de laberintourbano.blogspot.com

13 comentarios:

190.arch dijo...

Aaaay Car, pobrecita!!
Pues muy canijas esas abejas zombies. Andabas descalza o cómo?
Yo soy alérgica, pero alérgica de lo peor, de casi morirse. La primera vez que me picaron abejas tenía 23 años y no me fue muy bien, además de la caguiza que me pusieron en urgencias porque "pos que no sabe que es alérgica!?!". No, pos no sabía, fíjese!.
Te deseo una pronta recuperación. No conozco ningún remedio casero. Lo mío con las abejas se combate sólo con cortisona : (

Un besazo!

Sorokin dijo...

A mí se me lanzó una avispa croata sobre el dedo gordo de mi pié en Dubrovnik mientras yo leía, indolente, un libro en la piscina del hotel. No te creas que lo dudó, no. Vino como kamikaze directa a mi pie, a velocidad supersónica. Bueno, el caso es que en el hotel me dijeron que metiera el pie en una bolsa con hielo y así hice. Me alivió bastante, pero ¡Ay!, me agarré un catarro (una gripa como dicen ustedes) de no te menées. Así es que no sé si recomendarte la solución croata para tu picadura.

Un abrazo

NORMA RUIZ dijo...

Mira que tienes suerte de que te piquen, te entiendo perfectamente ya he pasado por una picadura y fue horrible el dolor, Que te recuperes muy pronto saludos.

Carmen dijo...

Diana, andaba descalza caminando en el pasto, haciendo ejercícios yóguicos, nunca los hago, nunca ando descalza y me tocó la de malas, ¿tú crees? Yo creo que todos somos alérgicos al veneno de esos bichos, lo que más me molesta es que ya estaba muerta. Besos.

Sorokin: Ya utilizé el hielo y cómo cansa, parece que ya va cediendo el dolor con homeópatía. Un abrazo.

Normita, la suerte de ser picada por abejas zombies no es nada buena. Un abrazo

Claudia Hernández dijo...

Jaja, perdona que me ría, pero como lo cuentas suena gracioso, y a la vez (sin risas), lo siento por tu pie y todas las molestias que acarrea esas picaduras.
Una vez también me picó una moribunda o muerta. Era una niña y salía de una piscina y me senté sobre ella… lo bueno es que no soy tan alérgica a las picaduras de las abejas… me tomaría un antialérgico sin dudas, no soy muy de remedios naturales.
Ánimo y que te mejores

Brenda dijo...

Hola Carmen! No había leído esto. No me ha picado una abeja y no sé qué sugerirte pero deseo que te recuperes muy pronto amiga!
Jajajaja con el dibujo de la abeja zombie, jajaja

Viena dijo...

Querida Carmen: Pues conocí yo a un médico apiterapeuta y no sabes de cuántas cosas me enteré. Resulta que hay un tratamiento en el que el paciente es picado por abejas, en vivo, se mete en una especie de cabina y se sueltan las abejas para que le piquen. Con base en la acupuntura y en otras terapias chinas, dicen que el lugar en donde las abejas te pican, es un punto de acupuntura que las abejas por alguna razón, detectan desequilibrado. Es decir, con la picadura y posterior tratamiento de su sistema digestivo, equilibran. Las abejas mueren después de picar porque dejan en el interior de la víctima su sistema digestivo. Ese sistema y las sustancias que debe almacenar, aplicado durante un tiempo variable al paciente, cura.
Actualmente el veneno de abeja está siendo utilizado para la esclerosis múltiple y otras afecciones de huesos y dicen que con mucho éxito. Fíjate, también en Pekín hay o había un lugar super solicitado en donde se hacía una terapia con abejas vivas para todos los procesos reumáticos. Bueno, vivas o muertas, parece que el veneno de este animalito es amigo de las peronas, por más que hinche y duela. A saber qué puntos interiores está equilibrando esa picadura.
Si es que hay que ver la parte positiva.
Querida Carmen, seguro que ya estarás mucho mejor.
Un beso grande.

IDania dijo...

Mi querida Carmen,

Si que te echaba de menos!!!

Espero que estés totalmente restablecida y continúes brindandonos las interesantes entregas a que nos tienes acostumbrados!!

Un beso enorme desde Madrid!!
IDania

Carmen dijo...

Claudia, yo sí soy de remedios naturales, y me tuve que aguantar la cura así solita, pero ya sanó, gracias.

Brenda, eso es lo mejor de todo esto, el dibujo de la abeja, un saludo

Viena, sí todas esas terapias alternativas ya las conozco, aquí también desde hace muchos años se acostumbran y pues sí, tal parece que es un consuelo a tan molesto padecer. La verdad no soy muy fan de la acupuntura y por supuesto menos de la apiterapia, yo sólo soy una glotona del producto que producen estos benditos insectos.
Un abrazote

Nora dijo...

Pues no, no tengo remedio para la picadura de abeja y solo una vez me picó una pero no fue tan grave.

Carmen será verdad que la cantidad de abejas en el mundo está disminuyendo?

Yo le pongo media cucharadita de miel a mi café en las mañanas

Un abrazo y que pronto estés muy bien

Xerófilo dijo...

Hola.

Que curioso. O sea que ya muertas se convierten durante un rato en una especie de jeringas.

Espero que hayas bailado a gusto.

Saludos

RRS

kesito dijo...

¡¡Ahora comprendo esas picaduras cuando voy a la playa y no veo ninguna volando!!.
Me dieron un remedio que fue una maravilla, no se si sirve cuando han pasado algunas horas.. en un chiringuito de la playa me pusieron un plasma con la cabeza de las cerillas machacadas y aceite de oliva, ésta absorbe el veneno de forma milagrosa, quita el hinchazón y dolor en poco tiempo o, a mi me funciona, me ha pasado más de una vez.
Saludos, Ángeles.

Carmen dijo...

Nora, no sé si estén disminuyendo pero de que ahora se alimentan de algo más que flores sí es cierto. ¿Las has visto en las frutas cubiertas en la Merced, en las frutas frescas en los carritos callejeros, en los jarabes de algunos raspados de hielo? Si se extinguen las abejas se acaban los humanos. Un abrazo fraterno.

Xerófilo, sí se vuelven dardos cargados de veneno. Y si, bailé mucho mucho y me divertí también, gracias por preguntar. Un abrazo

Ángeles, eres un encanto, gracias por tan buena receta, la tendré en cuenta para la próxima vez, aunque mmmmhh, espero que ya no haya próximas veces, me pongo mal con el veneno de abeja. Un abrazo