"Porque es nuestro existir, porque es nuestro vivir, porque él camina, porque él se mueve, porque él se alegra, porque él ríe, porque él vive: el Alimento"



Códice Florentino, lib,VI, cap.XVII

domingo, febrero 26, 2012

Por medio suyo nos comemos al mundo

marzo 286

Tenedor

Hermano de la garra, hijo bastardo

del azadón y de la pala,

hecho de cuatro lanzas que se encorvan

para embestir;

flecha dentada, escuadrón

dócil a la orden de combate.

 

Qué perfecto en su mansa ferocidad.

Cómo ataca en silencio.

Cómo se clava, halcón de metal,

y se levanta con su presa,

ya reducida a escombros

por su hermano hiriente, el cuchillo.

 

No hay ningún arma capaz de penetrar como él,

tridente de gladiador con una punta más

y al alcance de toda mano.

Ningún lazo

ata con tanta fuerza a su víctima inerte.

 

Sin embargo su triunfo dura un instante.

Cancelamos las huellas que le imprimió la

ceremonia salvaje

y vuelve sin que le demos las gracias

a su bruto confinamiento, soledad en compañía,

encerrado en sí mismo

bajo las cuatro puntas brutales.

 

Por medio suyo nos comemos al mundo.

Empalamos por nuestro esclavo los alimentos

terrestres

nos dan la vida que acabará devorándonos.

José Emilio Pacheco

marzo 288

9 comentarios:

Janendra Cien Pájaros dijo...

*-* san tenedor bendito.

Claudia Hernández dijo...

Qué maravilloso poema, no lo conocía, admiro mucho al autor.
La foto es estupenda ¿es tuya?
Saludos

Nora dijo...

Muy bueno Carmen, pero no entiendo la foto, que es lo que tiene en la punta?

Saludos!

Carmen dijo...

Janendra: así es, benditos sean los cubiertos y las manos también, se vale.Saludos

Claudia: José Emilio Pacheco no tiene desperdicio por ningún lado, también tiene novelas muy buenas. La foto sí, es mía es una semilla de jacaranda, en la punta. Saludos

Nora: No hay nada que entender mija, simplemente es que me estoy comiendo al mundo y a los árboles. Es una semilla de jacaranda mojadita. Besos

Sorokin dijo...

Muy bueno el Poema de José Emilio Pacheco y muy buena tu foto.

Prieta dijo...

Bonito poema, Carmen. El tenedor sí es muy importante, pero a falta de él las manos. No sabia que las semillas de jacaranda se comieran, algo nuevo que aprendí hoy. Besos.

Sieg-Freiheit dijo...

Hermoso! Ya tenía tiempo que no pasaba por aquí... porque eso de andar de errante no es fácil y en fin.
Este blog como siempre lindo lindo y sabroso.

Por otro lado, ando haciendo un pequeño proyecto y le quería preguntar si me puede ayudar a contestar una encuesta? Le toma pocos minutos y todo es anónimo.

http://www.surveymonkey.com/s/proyectomaestria

Y sería genial si puediera difundirla de ser posible!. Sólo mexicanos.

Saludos!

Gabriela, clavo y canela dijo...

Eso si que es saber inspirarse...que linda oda al tenedor..
besos

Brenda dijo...

Qué bello poema.