"Porque es nuestro existir, porque es nuestro vivir, porque él camina, porque él se mueve, porque él se alegra, porque él ríe, porque él vive: el Alimento"



Códice Florentino, lib,VI, cap.XVII

sábado, diciembre 03, 2011

Una luz pálida y melancólica

Te debo una receta que no te he podido entregar. Sabes que este año se trastornó mi vida. El cambio de domicilio y de muchas cosas que dejé atrás. Fue además una ruptura y pude darme cuenta quién está conmigo y quién se alejó para siempre. Quién te brinda ayuda y quién se excusa y no lo hace. Ha sido un año lleno de aprendizaje que la naturaleza te revela día con día, no más que las personas. Hemos partido de cero y comenzamos una nueva vida, sin conocer a nadie, pidiendo ayuda algunas veces y recibiendo sólo críticas. Cualquiera diría al ver el lugar en que habito que todo ha sido fácil, que así lo encontramos. Creo que, después de un año, puedo decir por fin que he logrado estabilizarme. Reconozco de nuevo los atardeceres de diciembre que incendian de colorido las tardes. El sol ha dejado de ser tan rabiosamente abrazador. La luz de diciembre es pálida y melancólica, algo tiene de sensatez y tranquilidad. Supongo que eso es lo que ha permeado este otoño en mí.
Aquí te dejo la receta del pastel de zanahoria. Un pastel especial para este otoño-invierno. Esta receta es la que me gusta a mí, y aunque me lo critique cierto personaje y me diga que es mejor el que hace ella, es mi pastel casero, íntimo, entrañable, sin artificios y es el que me gustaría preparar para tu cumpleaños, estas fotos las tomé el día del mío. Espero que lo prepares tú o que te lo haga tu hija, como a mí me ayudó la mía. No es tan complicado. Gracias por estar ahí, hermana.
cumpleaños

Pastel de zanahoria

3 tazas de harina
2 tazas de azúcar morena o mascabado
1 cucharadita de sal
1 cucharada de royal
1 cucharada de canela molida
1/4 cucharadita de nuez moscada
1 1/2 tazas de aceite de maíz
4 huevos ligeramente batidos
1 cucharadita de vainilla
1 taza de nuez picada
2 1/2 tazas de zanahoria rallada
3/4 de piña en almíbar (opcional)
1 taza de frutas secas como:mango, papaya, dátil, piñones, pasitas rubias, arándanos, etc.
Horno precalentado a 200° C
El aceite se bate con el azúcar, despues se le pone la canela con la vainilla, y los huevos, uno a uno. Se agregan los demás ingredientes secos: harina, sal, royal. Luego la nuez, la zanahoria y las demás frutas.
Se hornea aproximadamente 50 minutos o hasta que al hundir un palillo en el centro del pastel salga seco. Se deja enfriar completamente y se cubre con la cubierta de queso.
Cubierta
Un paquete grande de queso philadelphia que se va a batir con:
5 cucharaditas mantequilla
1 taza de azúcar glass
1 cucharadita de vainilla
1 cucharadita de jugo de limón
Todo esto a temperatura ambiente se mezcla con una batidora hasta quedar bien mezclado todo.
Se cubre el pastel con esta mezcla. Si gusta decorar con duya y hacer las zanahorias se puede separar un poco de la mezcla en 2 pequeñas porciones para hacer el color verde y naranja. Si no puede ir todo cubierto de la mezcla blanca de queso.
julio 345
pastel

16 comentarios:

190.arch dijo...

Es trillado pero cierto, todos los inicios son difíciles. Toditos, toditos son como partos y recién nacidos. Yo no sabía hasta que parí y me dí cuenta. Antes tampoco tenía miedo de iniciar cosas o cambiar radicalmente y ahora sí le he agarrado respeto a la cosa. Sobre todo lo más pesado es encontrarse-sentirse solo, que las manos que se tienden son pocas o ninguna y casi siempre son todas sorpresa, pocas o ninguna son la mano que esperas, algunas son nuevas o desconocidas.
Pues con todo y todo, a mi me gustó mucho lo que empezaste, con todo y lo rezongona e inconforme que eres : P
Un besazo y un abrazo fuertísimos.

uuuuh... justo aquí nos caería de perlas un pastelito como ese para el desayuno (y luego de postre en la comida, otra rebanada en la merienda y yo creo que no llega a la cena).

Claudia Hernández dijo...

Yo, que me he mudado dos veces de país, sé lo que ello implica, y sí, lo mínimo un año para adpatarse, no es fácil pero a la vez siempre es enriquecedor los cambios.
Esta tarta se ve estupenda, sou una fanática de la tarta de zanahoria y esta versión me entusiasma.
Abrazos

alinitaxula dijo...

Carmencita un post precioso como todos los tuyos, quizás este lleno de melancolía por todo lo que dejaste. Los inicios son duros y si te pillan baja de ánimo se tornan más difíciles. Sin embargo cada día es un logro, una nueva experiencia y siempre para adelante. Seguro que no pensaste que fueras tan fuerte y mira ya todo lo que ha pasado en este añito. Así que positivemos todas las experiencias, las malas son las que realmente nos ayudan a ser lo que somos ahora. Así que a celebrar, brindar y disfrutar de el pastel de zanahoria, mi favorito!!! Un abrazo enorme lleno de cariño y recuerda que lo mejor esta por llegar. Enhorabuena!!! besiño gordo!! Alinita.

Carmen dijo...

Jaja, tienes razón en todo querida Diana, si no fuera por lo rezongona que soy no tendría un blog. ¿A dónde iba yo a descargar mi mirada, mis sentimientos, mis inquietudes? Soy rezongona, sí, en cuanto a lo inconforme te digo que lo soy cuando las cosas no están congruentes y parejas. Imposible no ser incorforme en este país de injusticias y desigualdades. Lo que sí soy es agradecida a quién me tiende la mano, y estoy conforme con mi nueva vida aunque parezca lo contrario. Fue un cambio desastabilizador por otras razones que surgieron alrededor de este. Difícilmente explicables en este medio. Celebro que te guste el pastel, yo también te debía una receta de pastel de "zanoria", un abrazo fraterno.

Sí Claudia, un año para adaptarse, para ver de que rumbo salen las corrientes que te levantan del suelo y te hacen más ligero el paso por este mundo. Agradezco que me leas y que comentes en este medio. Recibe mi aprecio y cariño.

Alinita: Siempre tan dulce y comprensiva, siempre tienes un gesto empático conmigo. Te lo agradezco tanto. A ver si un día nos conocemos en persona. Un abrazo fraterno

Edna H.Bergan Born dijo...

Carmen, consigo entender espanhol mas não consigo escrever... então espero que consigas entender meu português! Sigo seu blog e adoro ver suas publicações. Moro no sul do Brasil. Seu post me enterneceu, todos temos momentos e recomeços difíceis. Desejo enviar-te um abraço fraterno para que sintas que não estás só nessa jornada! Podemos estar todos de mãos dadas! Boa semana! bjos

Prieta dijo...

Que bonito post Carmen y que rico se ve ese pastel.

Cada etapa de la vida es importante y nos aporta riqueza y enseñanzas. Me da gusto que ya estés del todo establecida en tu nueva casa y que sigas contando con algunas persona de las de siempre. En cuanto a tu nuevo lugar, seguramente llegaran a ti nuevas personas para acompañarte y brindarte apoyo - ese es mi deseo.

El pastel de zanahoria siempre me ha intimidado. Esta receta se ve muy buena y fácil de prepara, un día de estos me animo.
Besos y que estés bien.

Caro dijo...

Sé que fué duro para vos mudarte y haber cambiado tanto tu vida, pero este camino que nos toca recorrer, a veces llenos de piedras, nos pone a prueba, nos hace variar hasta la forma de pensar y vivir nuevos sentimientos, es difícil, más si no tenemos mucha ayuda, pero lo importante es tener la fuerza para renacer, levantarnos y seguir adelante, para disfrutar de lo que tenemos, para ver todo lo bueno que hay a nuestro alrededor...Un beso muy grande!!!

Tita Cocina dijo...

A veces la vida no es como quisiéramos que fuera. Pero ¿Como podríamos apreciar la luz si no conocemos la oscuridad?.. Son las enseñanzas de la vida y creo que para nadie es muy fácil, a veces uno ve lo que los demás quieren mostrar...
Me encantó tu blog y mil gracias por tu visita y por tu maravilloso pastel que es uno de mis preferidos.
Bss y SUERTE!!
tITA

Mexico in my kitchen dijo...

Lo que son las cosas carmen, hace dias me estaba acordando de ti y pensaba en tu cambio de casa y si ya a estas fechas te habrias acostumbrado a tu nuevo entorno. Lecciones de la vida los que se quedan atras despues de una mudanza y los nuevos seres que encontraremos en nuestro camino.

Me gusto ese toque de limon con el queso para decorar el pastel. La proxima que ve prepare uno asi se lo agregare.

Un abrazote a tiambien. Y adelante caminante.

Mely

Amanda dijo...

Me da mucho gusto saber que el cambio de clima te produce más calma y que a un año de mudanza comiences a sentir más estabilidad.

Sin duda han sido muchisimos cambios para todos en la familia, pareciera que partimos todos como errantes cada quien para distintas direcciones. Pero creo que aún en la distancia el amor y cariño nos mantendrán siempre unidos mami, gracias a la tecnología es más fácil sentirnos cerca y hasta vernos.

Y sí, un cambio de casa es complicado. En dos años y medio me tocaron cuatro mudanzas y un cambio de país, de idioma, de cultura y de gente. Yo estoy felíz, es lo que quería desde hace mucho y cada día encuentro algo nuevo, alguien nuevo y un ambiente diferente al que me he ido adaptando con alegría y fuerza en los momentos complicados. Esa fuerza me la enseñó mi mamá :)

Erika dijo...

Me encantó la dedicatoria. Y es muy útil hacer ese camino interno que nos hace procesar todas las cosas y llegar a la conclusión que de todo se aprende, y que somos más fuertes de lo que esperabamos. Te mando un abrazo grande.

María Tabares dijo...

¡Cuánto tiempo hacía que no entraba a verte y a leerte!
Y al hacerlo, vuelvo y te siento. Lindo trabajo.
Ojalá tengas un acompañado, comelón y animoso fin de año. Un abrazo.

El Oteador de los Mercados dijo...

Los cambios, aunque siempre duros, nos abren un horizonte plagado de novedades y posibilidades. Un amigo me ha recordado "Una fiesta chipocluda", y he disfrutado mucho con esa entrada veraniega.

IDania dijo...

Mi siempre querida amiga, Carmen!
Entiendo lo que dices porque, al igual que tu, me he cambiado de hogar y de país mas de 7 veces en los 30 años que llevo de casada. A veces empezar desde cero te hace cuerte, y como explicas, aprendes de todo, sobre todo de la gente!!! Bienvenida al club de los corazones errantes, pero fuertes, muy fuertes!!!

Me llevo un trozo de esta tarta junto con la receta y celebro tu cumpleaños desde este lado del océano.

Un enorme beso!!
IDania

Lucrecia dijo...

Gracias hermana por la receta, la voy a hacer para mi cumpleaños y así será como si tu estuvieras conmigo, te quiero: Lucrecia.

Gabriela, clavo y canela dijo...

Que rico pastel Carmen!.. y fuerza! que no estás lejos.. siempre estás cerca de los que te quieren
besos