"Porque es nuestro existir, porque es nuestro vivir, porque él camina, porque él se mueve, porque él se alegra, porque él ríe, porque él vive: el Alimento"



Códice Florentino, lib,VI, cap.XVII

miércoles, agosto 31, 2011

El que esté libre de clembuterol que invite los tacos

Una noche lluviosa pero llena de antojos, mucho antojo para presentar un libro de antojos. Anécdotas de antojitos mexicanos, (y extranjeros, también) narrados por el más grande glotón que vive en Cuernavaca y en México (no crean que soy yo). Entre los antojos locales habló de los mejores tacos de cabeza en el mercado Adolfo López Mateos. Eran las 9.30 p.m., el mercado cerrado y yo con un hambre de perro amarillo. Tuve que esperar una semana para lograr ir con mi hermana a almorzar los famosos tacos, no fue difícil dar con ellos. El gurú glotón me indicó bien el camino: Los tacos de cabeza son tacos Light, son muy sanos, están cocidos al vapor. Encontré el puesto con las señas que me dio. Ahí estaba la mujer con un montículo de carne descuartizada, indescifrablemente para mí.
DSC01490
–Quiero uno de ojo, otro de cachete y uno de trompa, sin cebolla.
Mi hermana no recuerdo que pidió, pero eso sí, me reclamaba que nos fuéramos a sentar en otro lugar y no enfrente de la mujer que despachaba los tacos.
–Es que yo quiero ver cómo me los van a hacer.
–Eso qué importa, no quiero ensuciarme mi blusa, vámonos a sentar allá.
Me comí los tacos, hubo uno que sentí más sabroso que los otros dos. Tuve que regresar tres días después al mismo puesto de tacos y comer más. Lo que yo quería era poder identificar cuál carne le ponían en cada taco, es que picada tan pequeño no la puedo identificar. Primero déme el de cachete, luego el de trompa, ahora me toca el de ojo, le fui diciendo.  Y sí, lo que me imaginaba, los más sabrosos fueron los tacos de ojo.
Evito dar la descripción de sabor y textura porque ya sé que muchos triquismiquis están horrorizados porque consumo taquitos de cabeza. Sin embargo, ese día el manjar no pudo pasar sin sentir un poco de culpa y desprecio por andarme comiendo eso. De hecho hace ya varios meses que casi ya no comía carne de res, el periódico local decía que el 80% de las reses del estado de Guerrero tienen clembuterol. ¿De dónde viene la carne que se consume en Morelos? Seguro que del lugar más cercano. De hecho, intente usted buscar alguna res en el camino a Yecapixtla y me avisa si logra encontrarla. Puestos y puestos llenos de cecina y ni una sola res, caballo o burro. Bueno, burros, caballos y perros sí, pero vaya a usted a saber de dónde sacan tanta carne.
 junio 136
Y yo comiendo tacos de cabeza de res y precisamente dos días antes el rastro de Cuernavaca lo clausuraron por vender carne contaminada. No te acordabas ¿verdad? El hombre glotón te sedujo con su charla y te dormiste con las noticias. Pucha, y esta carne para tacos ¿hace cuánto que la tienen aquí?
Por fortuna mi estómago es de las partes de mi cuerpo que mejor funcionan y aparentemente sigo bien. Incluso no tengo invitación para formar parte de un equipo de fútbol y no tengo temor que me hagan exámenes antidoping y resulte que tengo clembuterol en sangre. Pero como tampoco soy parte la selección nacional de fútbol que consume cortes americanos certificados provenientes de Gringolandia, ya no sé que comer. Se reducen las opciones: no pollo, no pavo, el pescado que venden aquí es muy malo, sólo me queda como proteína animal el cerdo y la res. Tendré que volver a la dieta vegetariana que siempre ronda por la casa. Ah, pero hay otra opción: las codornices. Aquí son muy comunes, aunque no muy baratas en los restaurantes, venden la orden en 100 o 120 pesos y sólo vienen dos. Por suerte conozco a alguien y me las vende en 12 pesos, muertas y limpias. Una codorniz viva la venden en las veterinarias a 50 pesos.agosto 257
Así que la dejé macerando desde la víspera con ajo y un poco de limón. Deliciosas al carbón.
Hoy fui a la carnicería, compré puerco e hice mole verde. El carnicero me dijo que su carne la traía de Veracruz. Y ¿eso qué?, conozco muy de cerca de alguien por allá y sé que le pone de eso a su ganado. Entonces, ¿de qué sirve darse baños de pureza para conseguir carne de otros lugares? Por todos lados está igual. El rastro de aquí se cerró, pero nada ha cambiado, seguro lo abren esta semana. Ah, mi país.

14 comentarios:

Claudia Hernández dijo...

Vaya historia, pero sí, es muy difícil saber ahora las cosas que tienen y que no tienen nuestros alimentos. Mi sobrina es ingeniera de aliemntos y me dice que si se detuviera en todo lo que sabe no comería, jajaa.
Las codornices, me parecen un manjar, siempre he querido prepararlas, cuando las veo congeladas en el super... algún día.
Abrazos

Byte64 dijo...

A ver si un día en México harán como en Europa o sea van a poner tarjetas de identificación a cada vaca, cerdo, caballo para que uno sepa donde nació, donde creció y donde murió y cuales fueron sus ultimas voluntades :-)

Y después de todo esto, resulta que la carne en México es mucho mas sabrosa y barata que la de Italia (en general digo) y ahora resulta que es merito del clembuterol?

Pues si así es, échenle más, no sean gachos! ;-)

Un abrazo

PS: oye, tambíen hay pato, cordero, cabrito, conejo...

NORMA RUIZ dijo...

Muy bueno el relato, así es nuestro mundo que mas podemos hacer ni modo yo también me hubiera sacrificado e ido contigo a saborear esos deliciosos tacos, aunque nunca he probado los de ojo, creo que esos si me darian cosita, pero uno de trompita y tripa gorda seguro me los como, saludos amiga.

Pity dijo...

Menos mal que tu estomago va aguantando, desde luego, la proxima vez que vaya a Mexico voy a confeccionar una ruta de puestos de tacos a ver que pasa. ME encantan las codornices. Aqui son carisimas! besitos desde Londres

Sorokin dijo...

Andale. Y luego está la dioxina, la vaca loca, el ganado con hormonas y todo eso. Por eso, yo sólo comía pescado, hasta que me enteré de las dosis de mercurio que tienen casi todos. Queda la solución de hacerse vegetariano, pero, total... si el fin del mundo es el año que viene como decían tus paisanos los Mayas ;-)

Violeta dijo...

¡Carmen, pero qué divertido relato este que nos regalas!
Un abrazo desde "la pulcra Gringolandia" (aquí no sería ni siquiera concebible comer algo como los tacos de ojo que mencionas).

EL PUCHERETE DE MARI dijo...

Carmen, gracias por tu visita, me ha encantado tu relato, la verdad es que al final uno no sabe muy bien lo que come, encantada me hubiera ido contigo de tacos, y esas codornices !dios a mi padre le volverian loco!
Un beso enorme

EL PUCHERETE DE MARI dijo...

Carmen, me olvide contestarte en el comentario sobre lo que me preguntaste de los muffins de chocolate con mahonesa, SI que lleva limón la mahonesa.
Por cierto yo también me llamo Carmen
Besos

Prieta dijo...

Wow! Ni que decir... Me gustan las codornices.

Pily Guzman dijo...

jajajaja... al de ojo no le entro ;(
pero a los otros sí, bueno el de trompa no sé, creo que soy de esas que dices , triquimiquis o qué???
jajajaja
saludos
Oye , 12 pesos la codorniz????? entonces de qué te preocupas?????? super baratas.

Carmen dijo...

Hola Claudia, mi hija es química en alimentos y también es un caso todo lo que me cuenta que tienen los productos que consumimos. Ya de plano mejor no saber Mientras más sabe uno más sufre.
un abrazote para ti también de retache.

Flavio, esa tarjeta de identificación ni de humanos tenemos en México, imagínate sería un sueño para los animales que comemos.
Pato, conejo, cabrito, cordero, olvidate todo congelado desde hace un chorro ya no tienen sabor, acuérdate qeu estoy en el rancho y no se consigue buena carne. Vamos a seguir en lo mismo con el clembuterol para que sigas disfrutando cada que vengas a México.
Un abrazo.

Norma, hoy volví y me comí tres de ojo. Un abrazo.

Pity, cuando vengas yo te llevo a un tour de tacos en el defe. Un abrazo

Sorokin, sí todos nos vamos a morir, pero unos de forma más fea que otros. Un abrazo

Violeta, ¿y sabes tú qué hacen con las cabezas de res en Gringolandia? seguro harina para alimento de su descendencia. Un abrazo.

Carmen, los tacos son para gente de buen diente, si tú eres de paladar aventurero yo te invito unos. Gracias por la aclaración me voy a animar a hacer el pastel.
Abrazos

Prieta, a mí me encantan también.

Pily tienes que entrarle, seguro que te gustarán, ya lo creo. Me quejo porque me es más fácil conseguir res que codorniz, tengo que hacer todo un rollo para conseguirlas, no es fácil. Te mando un beso

Anónimo dijo...

Hola Carmen, recién descubri tu blog x la receta que dejaste en "lazy blog", soy de Cuernavaca y el Adolfo López es donde hago mis compras al menos 1 vez al mes, que pequeño es el mundo no? me encanta tu blog, debes tener un buen tiempo escribiendolo, estoy feliz de descubrirlo Salu2, Xoxo

Carmen dijo...

Anónimo, ponte en contacto conmigo, ¿cómo te llamas?, pásame tu correo, vivo como anacoreta en esta ciudad, donde no conozco a nadie.
Un saludo

Lalo dijo...

Hola otra vez, me llamo Eduardo, y mi correo es sleduardo@hotmail por cualquier cosa que se te ofrezca, y como te contacto yo a ti? creo que seré yo quien te pregunte a ti sobre cocina o tantas cosas; como tu libro, en Cuernavaca no se consigue?