"Porque es nuestro existir, porque es nuestro vivir, porque él camina, porque él se mueve, porque él se alegra, porque él ríe, porque él vive: el Alimento"



Códice Florentino, lib,VI, cap.XVII

domingo, octubre 24, 2010

Amemos en la mesa y comamos en la alcoba



Hace algunos días descubrí este video y me confirmó varias reflexiones sobre el acto de comer ostras. La película en cuestión la encontré en el blog de mi querida Claudia Hernández, ella ha hecho una amplia recopilación de películas dedicadas a la comida, la llama: El cine a bocados, se las recomiendo. Este video tarda mucho en cargarse pero vale la pena que lo vean para lograr entender esta entrada.

Confieso que a mí me cautivó esta escena por razones muy personales,  desde hace tiempo tengo una obsesión literaria-gastrononómica-amorosa con las almejas. Aquí lo muestra de manera sugerente y sutil, el despertar erótico-culinario sobre el placer de ambos personajes. Y sí, me encantan las ostras, ostiones, almejas, mejillones, berberechos, callos de hacha, patas de mula, en fin, todos esos bivalvos que con su cobertura calcárea nos ofrecen un placer marino tan voluptuoso.


La mejor forma como me gusta comerlas es crudas, con limón y un toque de chile. Y también en sopa. La receta que acompaña esta entrada se las recomiendo muchísimo. Es de mis favoritas, es una sopa deliciosa, especial para esta temporada de otoño e invierno. Además si no es posible conseguir alguna ostra o almeja para guisarla se puede hacer con salmón, y el sabor que le imprime el vermouth la hace de verdad muy rica. Esta vez no hay fotos que inviten, inciten, seduzcan y los logre convencer para demostrar esto que digo. La verdad es que he estado enferma y no me siento en condiciones de cocinarla. Es de esos casos en que no puedo conjugar los escritos con la comida. Mi vida transcurre complicada y tensa, con muchos proyectos nuevos y pocas certezas. Con cambios de vida que veía lejanos y ahora que están aquí mi ánimo los recibe inerte. Así que aquí está  la receta y los ingredientes hablan por sí solos.

Crema de almeja o salmón
1 taza de crema
1 cucharada de mantequilla
2 cebollitas de cambray en rodajas delgadas, sólo la parte blanca
1/4 de taza de vermouth seco
3 tazas de caldo de pescado
2 papas peladas y en cubos
1/4 de cucharadita de sal
1 filete de salmón de 450 gr. o la mísma cantidad de almejas sin concha.
1/4 de cucharadita de pimienta

1. En una sartén colocar la crema y cocinar a fuego medio hasta reducir a 2/3 de taza, reservar.
2. En una olla calentar la mantequilla a fuego medio; agregar las cebollitas de cambray, el vermouth y el ajo y cocinar revolviendo, 10-15 minutos o hasta que las cebollitas estén blandas pero no doradas. Agregar el caldo de pescado, las papas y la sal; llevar a ebullición, reducir el calor y cocinar a fuego bajo, 10-15 minutos o hasta que las papas estén blandas.
3.Reducir el fuego muy bajo y añadir la crema reservada junto con el salmón o las almejas y la pimienta. Cocinar 8-10 minutos o hasta que el pescado esté cocido. Desmenuzar el salmón con una cuchara de madera y servir de inmediato.

16 comentarios:

Pegaso dijo...

Los bivalvos viven dentro de sus conchas ocultos del exterior, y se acercan a tu paladar cuando se atreven salir de él.

Claudia Hernández dijo...

Ah, muchas gracias por la mención, Carmen, pero sobre todo me complace que esa lectura te haya motivado a regalarnos esta receta. LA verdad es que me encantan las cremas de moluscos pero nunca me he atevido a prepararlas. Esta receta parece sencilla y deliciosa. Además acá empieza el frío y las cremas van como anillo al dedo-
Un saludo

Juana dijo...

Carmen, aún estoy esperando la letra de esa canción que menciona mi nombre! ja,ja,ja!,necesito una más para la colección!
Me ha gustado mucho el video que nos has regalado, es muy erotico y sensual.
La receta es muy atractiva,aunque te veo...espero que estés bien?
Besos de Juana!!!

Sorokin dijo...

¡Arriba ese ánimo, Carmen! Es verdad que el otoño es un tiempo que pesa un poco, pero no hay que desanimarse. Y menos con sopas como esa... que levantan a un muerto. Mira, como parece facilita, en cuanto vuelva de Buenos Aires la voy a ensayar. Ya te contaré.

Anónimo dijo...

Válgame con ese video, tan femenino, no dudo que te haya gustado, te conozco mosco, como tú me enseñaste.

Estoy vivo, no he muerto, pero no puedo darte más datos de mi vida. Pienso en México, en mí país, en ti, en todos.

ángel dijo...

Gracias por tu comentario en el poema-río del enorme autor mexicano José Gorostiza. Sin duda, uno de los más importantes de cuantos fueran escritos en el Siglo XX.

Gracias también por esta receta. Visitarte significa también abrir los sentidos.

Saludos...

Capricornio dijo...

Estimada Carmen, primero decirte que me duele que estés enferma, incluso si se tratara de dolores del "alma" hay que tener compasión y cuidar la salud primero, física y emocional.

El video es mezcla perfecta entre el gusto por el marisco y el amor que puede brotar de cualquier alimento.

Ese toquecito de vermuth estoy seguro enciende los sabores e invita a prepararla...necesitaré de una copita extra de vermuth para disfrutarla...salud y que estés mejor pronto.

Carmen dijo...

Pagaso: ¿ ?
Bienvenido

Claudia: Es una escena para discutirla, al menos para mí, ya que el contexto es muy parecido a un cuento que no he logrado concluir. Te recomiendo la receta. Un abrazo.

Juanita: el video es un motivador a abrir los sentidos. Ya me acordé de otra canción, además de la que ya te dejé, pérame tantito y luego te la cantoooooo.

Sorokin: Sí, efectivamente, el sol de otoño es agresivo y cae sobre plomo sobre mi cabeza, me hace falta esa sopa, necesito alguien que me la prepare, yo no estoy en condiciones por el momento, esperemos estar mejor. Gracias por el apapacho esperanzador. Esperaremos tus crónicas.

Anónimo: Me parece que es número equivocado, no hay cuidado.

Ángel: tu elección ha sido la correcta par el estado de ánimo mineral que traigo. No olvidemos a Villaurrutia en su Nostalgia de la Muerte, también, claro que no en en su extensión. Muchas gracias por todo.

Luis: Estoy en esas querido, tratando de sanar la salud y el alma también. Prueba la sopita, es super recomendable. Un abrazo pa allá.

Prieta dijo...

Interesante video, Carmen. Y la sopa muy apetecible para este clima frío y para levantar el animo. Se vale tener ratos malos pero espero que no sea por mucho tiempo. Un abrazo y que estés bien.

P.D. Espero tus recetas con amaranto.

Brenda dijo...

Mi querida Carmen
Sólo quiero dejar aquí la huella de mis mejores deseos y todo la buena vibra para que mejores pronto.
Besos y un abrazo muy fuerte.

NORMA RUIZ dijo...

Carmen que pena que estes enferma cuidate mucho sabes que se te quiere mucho y sobre todo se te extraña más, la receta se lee riquisima y el video muy interesante, sabes mis favoritos con los ostiones me encantan con un poco de limón y chilito que ricos. Saluditos y cuidate muchisimo si en algo puedo ayudar lo hare con muchisimo gusto.

Viena dijo...

Eh Carmen: He leído tu post por segunda o tercera vez, ando liada estos días y leo pero no tengo tiempo de comentar y bueno, a lo que iba, me ha parecido como la marea que sube y baja, que danza y se mueve de arriba a abajo y de derecha a izquierda, de lo profundo a la superficie y vuelta a empezar. Me gusta este vaivén tan sensual que has hecho, incluso pasándonos de la vida,(Afrodita que juega con todos los simbolismos sexuales en las almejas), a la inquietud de la muerte, en tus ánimos bajos. Así funciona la cabeza, extrema, no lo procesamos detenidamente, pero recibimos los impactos. Yo los recibo así, no voy a generalizar.
Espero que tu enfermedad sea muy leve y que enseguida pase. Te dejé en mi blog una receta de arrope para la noche de las ánimas, a ver si la haces, que esas gachas reviven a cualquiera. Si consigo yo la piedra de cal, que ya estoy en ello, prometo hacer una entrada en el blog y dedicártela.
Un beso grande.
Ah! Ya había visto el video en el blog de Claudia y bueno, me recuerda bastante a alguna escena de la película "Memorias de una geisha" en donde también se confronta constantemente la inocencia.
Otro beso.

Carmen dijo...

Prieta, deja que me ponga bien, y a la carga con el amaranto. QUe por cierto, eso no me hace daño con la sinusitis, en cambio el trigo es pésimo.

Brenda: tan chula como siempre y tan dulce, gracias.

Chócalas Normita, pocas personas conozco que le gusten los ostiones, yo soy igual a mi madre adicta a ellos, pero aguas, tienen mucho colesterol, me gustan pero no los como seguido. Y gracias por tus dulces apapachos.

Viena: Tienes una lectura muy aguda siempre, y eso es bueno, es una virtud. Parte de ese vaivén se debe a las almejas y el mar, subir y bajar. Así ha estado esta enfermedad, que como no es grave, es sinusitis pero muy molesta, sólo espero que ya pase, ya tengo 3 semanas y no veo la hora de estar bien.
Ese arrope me tiene soñando en las noches, siento tanta tanta añoranza por esas recetas antiguas, por lo que representan y por el deseo de conocerla.
Muchas gracias.

Byte64 dijo...

Hola Carmen,
fíjate que yo tengo miedo a los ostiones y a todos los moluscos crudos. Me encanta la sopa de almejas, los mejillones o las almejas en su caldito y ni se diga los espaguetti con almejas, eso son de mis platos favoritos, pero crudos... nein.

De todas maneras tu plato me hizo recordar una vez en que mi esposa me llevó a un lugar famoso en el DF, el canto de las sirenas donde le trajeron un plato impresionante de moluscos crudos y ella se lo echó todo como si nada :-D

Un abrazo
Tlaz

pity dijo...

a mi tambien me encantan las almejas, pero desgraciadamente aqui en Inglaterra estan aun años luz de comerlas, asi que tengo verdaderos problemas para encontrarlas...estupenda entrada, besitos desde londres

Nora dijo...

Carmen, concuerdo con Flavio. Yo mejor en cremas, sopa o caldo. Esta receta promete que está deliciosa.

Cuídate mucho y disfruta el cambio, no lo sufras

Un abrazo

Voy a ver el video con mas calma y la pagina de tu amiga Claudia.