"Porque es nuestro existir, porque es nuestro vivir, porque él camina, porque él se mueve, porque él se alegra, porque él ríe, porque él vive: el Alimento"



Códice Florentino, lib,VI, cap.XVII

martes, junio 29, 2010

Los martes de rojo


Margarita de pitaya
El martes es el día que se dedica al dios Marte, el martes utilize usted algo rojo en su vestuario. Pero si no puede beba algo rojo o coma algo rojo. Los alimentos rojos están llenos de antioxidantes que ya saben para que son buenos.
La pitaya es un fruto rojo, folckórico y es el favorito de muchos pájaros. Yo, al menos me siento muy lejos de tener un alma afín con cualquier ave, sin embargo, es una fruta que por escasa y por que su temporada es breve me encanta. Funciona como un ingrediente llamativo en muchos platillos. Es por eso que se me antojó hacerme una Margarita con pitayas.
La pitaya le da cuerpo al Margarita y lo hace sumamente atractivo, vale la pena conseguir unas pitayas. Inutil coseguirlas en el supermercado. Qué van a saber de esta fruta en esos lugares.
Ni critiquen mis copas para Margarita, mejor contemplen el fondo de mi hermoso helecho. Vienen mis amigos a mi casa, acaban tan bebidos que rompen mis copas de vino accidentalmente y ya sólo me queda una, de Margarita ninguna y de agua me quedan seis, al menos éstas las puedo usar para las tres bebidas.

Para seguir en tono rojo y como hoy es día 29 pues había que hacer unos ñoquis con papa y betabel. Los ñoquis se acostumbran comer el día 29 con una moneda de plata abajo del plato para atraer la abundancia. Acá escribí hace años sobre los ñoquis del 29. Sigo considerando un plato especial para niños remilgosos y que no les gusta comer. Con este atractivo color la imaginación puede correr y elucubrar cosas muy locas que se está comiendo.


Margarita de Pitaya
(para dos copas)
1 onza de Controy
2 onzas de tequila
100 gr. de hielo
2 cucharadas de azúcar
jugo de un limón
1 taza de puré de pitaya

En una licuadora se pone el controy, el tequila, el azúcar, el hielo y el jugo de limón, hasta triturar los hielos. Se agrega el puré de pitaya y se revuelve ligeramente sin triturar las semillas. No es recomendarle molerlas, por ahí leí el porque pero…ya no me acuerdo, si alguien sabe el por qué me dice por favor.

Ñoquis de betabel
(para 6 personas)
3 betabeles (remolacha)
3 papas
2 ½ de harina de trigo
1 huevo
50 gr. de queso parmesano rallado
Sal y pimienta al gusto

Los betabel se forran de papel aluminio y se asan en el horno dos horas, las papas una hora, se hacen puré cada una por separado y luego se juntan con el huevo, el queso, la sal y pimienta. La harina se va agregando poco a poco hasta integrarse perfectamente. Se deja reposar en el refrigerador por dos horas. Luego se saca y se vuelca esta pasta sobre una superficie enharinada y se van haciendo pequeños cilindros alargados para después sacar trozos de 2 cm. Se pasan sobre la ñoquinera o con el tenedor para marcarle rayitas y se meten a cocer en una olla con bastante agua hirviendo y sal. Se dejan ahí hasta que solos suben a la superficie. Se sacan del agua y se acompañan con la salsa predilecta. Puede ser de jitomate, de albahaca o de mantequilla. Se espolvorean con queso parmesano adicional.

15 comentarios:

Xerófilo dijo...

Hola Carmen:

Pues sobre lo de las semillas de la pitaya la única razón que se me ocurre es que quizás le confieran un sabor desagradable a una bebida alcohólica, y es que estoy seguro de que la semilla es comestible ¿te acuerdas de aquello de la segunda cosecha?; (yo publiqué sobre ello el 11/06/08).

Pero, además de esa anécdota, déjame decirte que yo conozco a una señora, ya mayor, que me platicó que cuando ella era pequeña y preparaban agua de pitaya, separaban las semillas y se las daban de comer. A ella le da pena contar eso, ya que lo considera una expresión de su pobreza, pero no deja de ser simpático que luego luego te dice que ese "pinole" es bien sabroso.

Nunca he probado los ñoquis, pero déjame decirte que los originales (leí la referencia) no pueden haber sido de papa, deben haber sido de pasta de trigo, y es que la papa es de origen americano. En el siglo VIII no había papas en Europa.

Saludos
RRS

Carmen dijo...

Ya recuerdo, ajá, las semillas que se reutilizaban para hacer harina con ellas. Cómo olvidarlas si hasta en un programa de radio: una radio novela venía eso.

Y claro las papas llegaron mucho después, son variantes las que se les ha dado. Muchos ñoquis sólo se hacen de harina.
salud y saludos

Mari's Cakes dijo...

Hola Carmen, nunca he visto la pitaya, pero se ve rica. Voy a investigar a ver si aquí se consigue porque me muero de la curiosidad.

Gracias por compartir la receta e información.

Un abrazo : )

Capricornio dijo...

Estimada Carmen...por aquí también es de temporada la pitaya y con más dominio hacia Nicaragua. Por lo general solo se usa en refrescos con agua y jugo de naranja o preparando mermelada.

Su sabor es rico y fuerte tanto como su color. No conocía la versión con los ñoquis, solo de papa y de espinacas. Aprendo mucho contigo también.

La copa es todo un complemento, la decoración con la carambola, y el helecho es un paisaje tan sabroso como adivino será ese margarita.
No sabia lo de los martes de rojo, pero son de las cosas, que se graban automáticamente y aunque casi no tengo nada "colorado" lo tomaré en cuenta en adelante.
Saludos.

Pilar - Lechuza dijo...

Desconocía estos ingredientes por completo. Te puedes imaginar que por estas latitudes no se cultivan. Ahora bien, un copazo de esos me lo tomaba ahora mismo y eso que son las 8 de la mañana....el color ya estimula el apetito.
un biquiño

Cris dijo...

El martes de rojo...es bueno saberlo!
La foto de la margarita se la ve muy colorida y fresca, rojo, naranja, verde, azul, blanco, una fiesta para la vista. El sabor me lo puedo imaginar, este sábado degustaré el tradicional, conseguir pitaya en Buenos Aires, imposible!...
Los ñoquis con remolacha son una agradable novedad que incorporo, sólo cociné de papas, de ricotta y mi suegra hacía unos sólo de harina de trigo que fueron los más ricos que comí en mi vida. Excelente entrada, me voy con ideas nuevas y ganas de experimentarlas. Un beso.

Prieta dijo...

Carmen - Tu copa esta muy linda y se me antoja echarme un trago de esa bebida tan sensual. Y me encanto la receta de ñoqui porque precisamente hoy tengo en mi refri unos betabeles que me van a servir para experimentar con tu receta. Que buena idea y que color!
Saludos.

NORMA RUIZ dijo...

No sabia lo del martes de rojo entonces hay que vestirse de rojo, sabes la pitaya es una de mis frutas favoritas me encanta, lastima que dure tan poquito la temporada, los ñoquis nunca los he preparado me llevo tú receta deben ser riquisimos Carmen, un abrazo cariño.

Blo dijo...

Hola Carmen,

No sabes que alegría haber descubierto accidentalmente tu blog. Leo muchísimos blogs de cocina pero casi todos son españoles, me dirás que que cursi soy pero me emociona mucho cuando descubro blogs de mexican@s y es que el ver todos los días tortillas españolas y el gazpacho en caba bendito blog, encontrar recetas de platillos mexicanos, ingredientes mexicanos, ¡fotos mexicanas!, ok, le paro que si no me bloquearás hoy mismo, bueno, me da mucha alegría.

Un abrazo, me verás por aqui seguido.

Gabriela, clavo y canela dijo...

Carmencita! súper novedoso los ñoquis de betabel! nunca los probé..
Y la pitaya... tampoco :(.
Cuántas cosas novedosas aprendo contigo
te mando un besote
Gaby
Pd: muchas gracias por la felicitación para desde cero :)

IDania dijo...

Carmen, amiga mia,
Me encanta leerte porque siempre aprendo algo nuevo contigo.
Creo que las "pitayas" aquí en España se llaman "higos chumbos". Recuerdo que estando de visita en México (pero no recuerdo el nombre), mi marido las vio y compró muchas, ya que a él le encantan. Esa Margarita tiene que haber sido super-especial. A mi me ha gustado mucho tu copa...
Gracias por compartir tus conocimientos...
Un besote,
IDania

*Marianita* dijo...

yo soy niña melindrosa y confieso que los ñoquis no son de mis platillos favoritos, pero como dices tú... tal vez ya maduró mi paladar y taaaaaaal vez ya me gusten jajaja, esos de betabel se ven locochones.
y si la margarita es mexicana, uuuf, de pitaya ha de ser ultra mexicana. se ve buenísima. y la foto... ya sabes... super bonita!
Felicidades también por el nuevo aspecto del blo!! no lo había visto. Me gusta el color de fondo, es más cálido.
pd: me debes unos chiles con jarabe de jamaica, esos de tu foto titular. jeje.

Carmen dijo...

Mary, seguro que si se consigue por allá, seguro que la ven y les da miedo por tan poderosas espinas, habrá que buscarla lejos de las grandes ciudades.

Capricornio:gracias por que apreciaste mi querido helecho, ha recibido todos mis cuidados. Y sí, los martes de rojo.

Pilar: órale, brindemos las dos levantando nuestra copa imaginaria al aire, un abrazo.

Cris: Pero tu tendrás por allá otros productos que seguro yo codiciaré para hacerlos. Un abrazo

Prieta: el rojo siempre será sensual. un beso.

Norma: anímate prepara cualquier tipo de ñoquis, de preferencia el 29 de cada mes, para seguir la tradición.

Blo: eres bienvenida cuantas veces gustes, la comida y la mexicanidad las tengo siempre presentes.

Gaby: yo también aprendo contigo amiga.

Idania: así es a las tunas también les dicen por allá: higos turcos y es una pena que la dejen podrir en la mata y no la consuman. Sale una copa de margarita de pitaya a los madriles especial para ti.

Mariana: Ñoquis, jitomates, tofu, hartas cosas no comes niña melindrosa, si has sido mi coco. La proxima vez que vengas te hago los chilitos y nos ponemos a chiflar con el pinole. Besos y abrazos.

sol dijo...

Hola Carmen,
Este martes me vestiré de rojo!
Tus ñoquis de betarraga se ven deliciosos, me encantó la idea. Yo también los preparo, a veces, los 29 pero de papa.
Besos

Claudia Hernández dijo...

No conocía esta fruta. En Venezuela tenemos una llamada Pitahaya (pero es blanca por dentro)

La verdad se ve tan apetecible.