"Porque es nuestro existir, porque es nuestro vivir, porque él camina, porque él se mueve, porque él se alegra, porque él ríe, porque él vive: el Alimento"



Códice Florentino, lib,VI, cap.XVII

lunes, mayo 24, 2010

Uno atrás de otro




Hacer filas, tener un orden, esperar formados, hacer cola, hacer trámites, esperar, tener paciencia, seguir teniendo paciencia, hacer otro trámite, tomar turno.

Qué es la cocina, si no la rutina cotidiana que nos toca día tras día. 
Así es cocinar, poner un ingrediente después de otro, uno más asombroso que el anterior. Igual que estar formado mirando la cabeza del de enfrente, con tantas historias, con una vida tan diferente a la nuestra y tan repetable.

Brochetas hawaianas

palitos para brochetas
tofú (que habrá que exprimirlo previamente entre dos tablas y una toalla, para quitarle el agua). Luego se pone a macerar con salsa soya un día antes en el refrigerador.
hongos: pueden ser champiñones o en mi caso, yo usé portobellos.
cebolla cambray
pimiento morrón rojo y verde
piña

aderezo:
nuez picada finamente
aceite de olivo
 1 limón
 1 naranja
sal y pimienta al gusto.

Pongo en el palito de brochetas 1 cebolla cambray, un tofú, un pimiento, vuelvo a pensar que color queda para contrastar la hilera, agrego otro tofú. Son brochetas de tofú, a menos que opte por no poner tofú porque no me guste, o porque no encuentro en donde yo vivo, entonces podría hacerlas mejor sin carne y mejor la lleno con más vegetales a mi gusto, pero también me gusta la carne y si mejor las hago con pollo no estaría mal, al fin y al cabo que son sabores que combinan muy bien por ser más neutros, pero... la carne se cuece a temperatura distinta que los vegetales, entonces mejor la dejo macerando con soya igual que si fuera tofú, ah pero a mí no me gusta el pollo, ¿qué estoy pensando? mejor sigo la receta y no me complico con un monólogo interior.
Para hacer el aderezo:
rallo el limón y la naranja, exprimo el limón y 1/2 naranja los mezclo con aceite de oliva, la sal y la pimienta y con esto barnizo las brochetas, las meto al horno unos 15-20 minutos y al salir las acompaño con arroz blanco.

15 comentarios:

CHUS dijo...

Deliciosas estas brochetas tomo nota.
saludos y besos

NORA dijo...

Carmen a poco eres como yo que tiendo la ropa según lo que es, por color, camisas y blusas en ganchos y a veces con las pinzas del mismo color jajajaja bueno esto ultimo para hacerlo menos aburrido!

Y esas brochetas muy coloridas!, deben estar ricas a mi no me gusta mucho lo dulce con lo salado.

Un abrazo

BRENDA dijo...

Mmmmm... qué ricas y fáciles.
Paciencia en las filas, llegará nuestro turno.


Besos amiga.

190.arch dijo...

Voy a poner en práctica tu receta de las brochetas, Car. Me sabe de verano.
Qué ordenadito tu tendedero!

Ana Segura dijo...

Ay Carmen, yo no consigo que me guste el tofu, intento huir de la carne pero no me busques con el tofu en la mano que no me encontrarás.
Me encanta esa foto de la ropa con las pinzas, yo también soy muy estricta para tender la ropa jajajaj.
Besitos guapa!!!
Ana

Kako dijo...

Y yo no me equivoqué, porque vi tu foto y pensé son con tofú. Que delicia de ingredientes, esta receta me la llevo, me la haga y me la como.
La cocina es así, la vida es así.
Un beso.

Capricornio dijo...

En fila la vida es más ordenada, aderezada de paciencia para que tenga un buen gusto cuando llegue tu turno.
Que sería de la cocina sino fueran en fila? Una masa de fijo!!!
A veces resulta hechar todo en un solo espacio, pero aun asi hay que hechar cada cosa una a la vez...
Tus brochetas muy alineadas, el juego de color e inspiración para ordenar sabores se conjugan perfecto. Linda entrada! Saludos.

Xerófilo dijo...

Hola Carmen:
Desde que el 14 de octubre del año pasado presentaste el proceso de la preparación de los xoconostles en almíbar me quedé pensando en que el arte de cocinar no se refiere únicamente a incidir en la química de los sabores, sino que también, al transformar su naturaleza, suele afectar su color, a veces en forma sorprendente.

No sé, el platillo se ve tan bonito que se me figura que debe dar algo de remordimiento dar el primer mordisco.
Saludos
RRS

sol dijo...

Hola Carmen,
Excelente post y muy buenas fotos. Me gustó la de los colgadores de ropa.
Me gusta el tofu, me agrada su textura y versatilidad, suelo macerarlo en soya y hornearlo o saltearlo con un poco de jengibre rallado.
Al ver las brochetas me han dado ganas de comerlas todas. Te copio la receta.
Besos desde el frío Santiago, grrrrrrrr!

Prieta dijo...

Lo que mas me gusto de este post es la foto de el tendedero. Me recordó a mi niñez, cuando vivía en Tijuana y esa era una escena que se veía cada Sábado por la mañana en el patio de mi casa. Ahh, que lindos recuerdos!
La receta, muy buena también.

Carmen dijo...

Chus, bienvenda a este lugar de encantamiento y desenfreno golozo, ja.

Nora: No, no soy ordenada con la ropa, soy un desastre, nadie me quiere de lavadora de dos patas, soy pésima para tender la ropa. Ese "arte" lo hizo Mariana mi hija, me hizo favor de tender mi ropa, y así es de ordenadita, nada que ver con su mamá. Además se tarda muchísimo, yo soy rápida, rápida y por lo mismo al aventón.

Brenda: Paciencia también para formar las brochetas. Un beso

Cruela: Ordenadito, pero yo soy fatal para tender ropa y para guardarla. Y sí, esta receta es para el verano y primavera calurosísimos que tenemos. Un beso

Ana: a mí tampoco me gusta el tofú, lo como porque no me queda de otra, pura disciplina m´hija, pura disciplina. Hazlo así y verás que HASTA sabe rico. Que te lo digo yo.

Kako, pues qué bueno que adivinaste. Pruébala con estos calorcitos, muy apetecible.

Saludos Capricorno, así es la vida, así es la cocina.

Xerófilo: qué curisoso que te acuerdas de la fecha y del día desde que te cambio tu percepción sobre el arte culinario, jaja.
Y no, no da para nada pena darle la primer mordida. A mi madre le encanta porque le cuesta mucho trabajo masticar, y estas brochetas quedas suaves con el tofu. Lo que sí no se come es la cebolla, todo lo demás sí.

Sol: aquí nos estamos muriendo de calor con 30 grados centígrados y tengo aquí a un mugre mosco que me tiene pica y pica las piernas el muy condenado. Yo en cambio se me hace que voy a ponerle jengibre a otros tofus que tengo en el refri y sigo con tu receta, jaja.
Un beso querida.

Pilar - Lechuza dijo...

Unas brochetas deliciosas que nos has preparado. Ideales para una reunión de amigos con unas cervecitas bien fresquitas.
En cuanto al orden, yo soy bastante ordenada. Manias con la ropa? pues nunca pongo dos pinzas del mismo color en una prenda,ja,ja Estoy locaaaaa!!!
un biquiño

NORMA RUIZ dijo...

Ideas que tiene uno, a mí me alucinan cuando digo que voy a hacer limpieza a fondo por que le doy la despedida a todo lo que no se ocupa con frecuencia, y asi tengo la casa repleta de mugres jejeje.

Las brochetas riquisimas Carmen, me llevo la recetita, besos amiga.

Lola dijo...

Pues a mi si me gusta... y cada vez mas! esta claro que no tiene mucho sabor y que sabe de lo que lo acompañes.... me encanta esta alternativa a los pinchitos clásicos.
Me encanta la comparativa .... y me encanta pensar de que forma me puedo inventar historias viendo de pasada a la gente. la cocina rutina?? para nada Carmen y mas si las acompañas de musica que te transporta cada vez a un sitio. precioso post, preciosa entrada y preciosas palabras que son mas que texto. Un beso fuerte amiga.

Gabriela, clavo y canela dijo...

Ay que ricoo se ven! yo quieroo!
Me gusta la foto donde está todo ordenadito las playeras blancas, jeje, yo que no soy perfeccionista ..

un besote
Gaby