"Porque es nuestro existir, porque es nuestro vivir, porque él camina, porque él se mueve, porque él se alegra, porque él ríe, porque él vive: el Alimento"



Códice Florentino, lib,VI, cap.XVII

miércoles, mayo 12, 2010

Los mejores abrazos



Hay algo que me desespera cuando alguien me da un abrazo: es no tener las manos libres para abrazarse plenamente. Sin estorbos, sin que metan los codos, simplemente acercarse y darse uno mismo con entrega y afecto. Y no hablo de esos abrazos toscos y que casi casi te levantan del suelo en un afán por demostrar superioridad física y que te palmotean con tal fuerza la espalda como si te estuvieran tocando un timbal: tambó, tambó, tambó. Yo hablo de los abrazos que se disfrutan, que son muestra de cariño pleno, ¡aahh! esos me gustan. Con esos caigo total. Con ese tipo de abrazos me enamoré.

No sé si por haber crecido en una familia que nunca se demostraba su afecto de modo físico, sea por eso que valore tanto los abrazos, pero la verdad es que son tan sanadores. Brazos, manos, pecho y cabeza entrelazados alivian el alma. Apoyo y compañía necesaria.

Entrando en materia gastronómica, el abrazo se vuelve una manera sublime de combinar ingredientes y virtudes distintas. Tú conmigo y yo contigo se enriquece. Si en el abrazo se conjugan más de dos, tres o mejor cuatro tanto mejor. Sobre todo si cada ingrediente por separado ya es de por sí un portento de sabor:

Higos
Jamón serrano
Queso de cabra
Queso roquefort



Se escogen higos no muy maduros para rellenar. Se abren en cruz desde la punta sin llegar al fondo de la base.
Se envuelven en un abrazo graso y carnivoro, esos son los mejores, los más pecaminosos.

Se rellenan de queso de cabra y en el tope un poco de queso roquefort,
se meten al horno hasta que se gratine el roquefort.

Al conjugar estos ingredientes queda un magnífico platillo para recibir los abrazos que vienen al compartir con los amigos.

18 comentarios:

Mari's Cakes dijo...

Me encanto esta entrada...los abrazos de lo seres queridos son muy importantes. A mi personal me encantan los de mi esposo que siempre me esta abrazando, y por supuesto los de mis niñas y familiares.

La receta ...estupenda, me la llevo ya que tengo una mata de higo y no invento nada con ellos.

Un Abrazote a ti desde Rep. Dom : D

Xerófilo dijo...

Hola Carmen:
Sí. Los abrazos son bonitos, y los saludos.
Coincido en que son terapéuticos.
Y sí, los que los dan como si fuera cosa de lucha libre son para sacarles la vuelta.
Un compañero de trabajo da de esos y ya todos lo rehuimos a principios de año.
Ni modo, él se la pierde por salvaje.
Saludos
RRS

Pilar - Lechuza dijo...

Yo estoy falta de abrazos....así que aunque me ha encantado la entrada de hoy. Ya sé que no te comento como antes, pero te leo, lo que ocurre es que a veces voy con prisas y no dejo comentario. Haces bien en reprocharmelo, pero a veces leo el post y digo:"luego le comento" y se me va el santo al cielo !!
Así que te mando un abrazo cariñoso y muy, muy apretado.
un biquiño

Hilmar dijo...

Cuántos más abrazos y besos recibamos y demos, más felices, menos estrés y más vida...

Me encanta tu receta, desde niña adoro los higos, y es una lástima que aquí no consiga higos frescos... Pero me he deleitado leyéndote y viendo las maravillosas fotos :)

Hoy recibirás muchos muchos abrazos....
te mando uno bien apretadito desde Taiwan, :D

Claudia Hernández dijo...

Ah, qué bonito post... un abrazo.

Gabriela, clavo y canela dijo...

Ah que deliciaa!!! ésto le fascinará a mi esposo.. gracias por la idea mi queridísima Carmen.
Te mando un abrazote :)
Gaby

Erika dijo...

A mi los abrazos de quienes quiero me llenan de energía!
Como el abrazo de estos higos y sus amigos. Una delicia!
Cariños y un abrazo!

NORA dijo...

Carmen... me hiciste recordar desde cuándo mis hermanos y yo comenzamos a abrazarnos y darnos un beso de saludo o de despedida... fue después de la muerte del más chico, ya hace bastantes años. Todos deberíamos recibir por lo menos 12 abrazos diarios!
Y esos bocadillos que has hecho, de lujo! me encantan los higos, seguro es una combinación deliciosa.

Un abrazo de esos que describes sin estorbos, sin palmadas, un abrazo...

Ana Segura dijo...

Carmen, yo no quiero hablar de esos abrazos, sencillamente no me he educado en ellos y cuando de extraños me han llegado, tú sabes el daño que me han hecho. Me quedo con los de puertas para adentro que hay que pedir que no falten. Mi abrazo lo tienes siempre y tú lo sabes, Dios quiera que algún día se haga realidad que te lo pueda dar en persona, suavemente, sin apretarnos por no dañarnos pero intensamente, como lo deseo.
Con todo cariño.
Ana

Anónimo dijo...

Carmen, felicidades, este blog inspira por tan creativo y tan autentico!!!

NORMA RUIZ dijo...

Carmen linda, te dejo un abrazo muy cariñoso, que linda entrada.

alinitaxula dijo...

Mi Carmencita te mando un abrazote pues gordo, de esos que doy yo jeejejej. En casa siempre hemos sido muy pegajosos la verdad, eso también se lo he transmitido a mi ratón Adriam. Así esta de mimosín ejejje
La receta con la baba caída estoy mijita ejejej
Besitos
alinita

Byte64 dijo...

Carmen,
me sacaste de onda con tu entrada, no se si comentar la sabrosisima receta de higos o la cuestión filosófica de los abrazos.

Como no se por donde empezar, te mando un abrazo bien apretado, como dos amigos que comparten el gran placer de cocinar para todos.

:-)

Delicias de la Comida Prehispanica dijo...

Hola eso de los higos se ve delicioso!! Tambien le comento que el otro dia vi su post sobre el tismiche y me puse a investigar mas a fondo, digamos que su post me inspiro para escribir en el mio. Tengo la receta de las tortitas de tismiche, pero si el sabor es fuerte como usted lo comenta , entonces hay que bajarlo un poco con otros ingredientes, asi que se me ocurrio: Que tal un Tamal de Tismiche?

Saludos coordiales y felicidades por su blog, super interesante!...


atte,

Chef Paco Perez

Carmen dijo...

Gracias a todos por sus abrazos

pity dijo...

yo me apunto a estos abrazos! besitos

Bocho dijo...

Hola, por casualidad luego de meses volví a entrar a tu blog hace unos días y hoy preparé de esos carnosos abrazos. Una delicia. Gracias!

Carmen dijo...

Bocho, pues que bueno que te gustaron los abrazos de jamón.

Pity: Yo te mando muchos abrazos