"Porque es nuestro existir, porque es nuestro vivir, porque él camina, porque él se mueve, porque él se alegra, porque él ríe, porque él vive: el Alimento"



Códice Florentino, lib,VI, cap.XVII

martes, mayo 05, 2009

Salud

Recibí un correo en el cual había una encuesta para saber que tan arraigado y conocedor puede ser uno de esta ciudad de México. El correo tenía por título: ¿Qué tan chilango eres?

Había preguntas como: ¿te has subido a las trajineras?, ¿conociste el Cine Lindavista (hoy templo de Juan Diego)?, ¿te has subido a la montaña rusa?, ¿has participado en algún mitin político o peregrinación?, ¿conoces el Túnel de la Ciencia?, ¿has asistido alguna función de Lucha Libre?, ¿conoces por lo menos un hotel, motel en las zonas sur, norte, centro de la capital?, ¿has ido a alguna tocada en la calle?, ¿conoces tres taquerías que abren de madrugada?

Hay más preguntas en este sondeo para reconocer y calificarse como un verdadero chilango. Pero faltó una que yo acabo de realizar el día de hoy: SUBIRSE A LAS CAMPANAS DE CATEDRAL.

Esos son los santos que cuidan la ciudad, el remate de la torre también
tiene forma de campana

Hay 35 campanas en uso

Las torres se construyeron entre 1787 y 1791. Estas vigas son de una sola pieza y miden más de 13 metros.

Esta campana le dicen la castigada porque mató a un campanero inexperto. Le quitaron el badajo y la silenciaron más de 50 años.

Hace varios años, en un festival del Centro Historico de la Ciudad de México acudí a un concierto de campanas, nunca me imaginé subir y disfrutar asomada desde ese punto. La visita cuesta la asequible cantidad de 15 pesos y hoy fue el mejor día para subir: poca gente y un sol abrazador.

la foto no es mía, es de internet
Y sí, está haciendo mucho calor por eso había que hacerse un buen coctel:
hielo
peras peladas
vodka
jugo de limón
1 ramita de romero fresco
1 pizca de romero seco
azúcar
Se licúan los ingredientes se sirve con una rebanada de pera o limón en copas de martinis, con una pizca de romero seco. Conste que desde ahora quiero que me regalen copas especiales para martinis porque no tengo.
Y ya por favor, brindemos porque esta ciudad recupere su ritmo.
S A L U D

17 comentarios:

Jessica dijo...

Chulísima ciudad, lastima que mucha gente no la disfruta al día por estar inmersos en sobrevivir.

Me encanta D.F. tanto así que estoy casada con un chilango....

Saludos.

Alea Reygo dijo...

Subirse a las campanas de la catedral!!!!

Una de mis cosas favoritas.

karlac dijo...

no sabia que estaban abiertas al publico. pasa el contrasena para poder entras ;)

me imagino la vista es espectacular.
Se ve las ruinas?

Xerófilo dijo...

Hola Carmen:
Al igual que quien me antecede, no pensé que estuvieran abiertas al público.
También me supongo que la vista debe ser increíble en un día despejado.
Hasta los volcanes y más allá.
En la penúltima fotografía se ven unas como escaleritas ¿son eso? ¿quién trepa por ahí?
Se ven bien peligrosas.

Dices que las vigas son de una sola pieza pero ¿son de madera? Es que tengo idea de que en ese entonces (fines del siglo XVIII según nos dices) no había concreto.

Había oído de la castigada.
Siempre se me hizo muy injusto que la sometieran a esa vergüenza.
¿Ya la dejan tocar?
Saludos
RRS

Juan Carlos Medrano dijo...

Salud!!!!
quiero hacer eso, también.
Campanillear y brindar.

Un abrazo fuerte.

(Necesito esas alcachofas del esclavo que vienen en tu libro)

ka! dijo...

Oficialmente mi factura dice que nací ende efe...pero jamás he hecho ni una centésima de todo eso! En serio, me alegras siempre..

oxiniña dijo...

Brindo contigo por ello Carmen, precioso esto que nos enseñas de tu ciudad.
Un abrazo.

Carmen dijo...

Gracias a todos y todas por comentar.

Xerófilo y Karla: Claro que están abiertas al público y no necesitan ser devotos para subir, ni llevarse bien con Pedro Picapiedra, el arte y los monumentos de la ciudad no tienen credo.

Ha habido mucho sol pero como siempre una nata de smog, no vi los volcanes pero sí vi el cerro del Peñón de los Baños, la torre de Banobras de Tlatelolco, el WTC y la Torre Mayor.

Por esas escaleras que preguntas se suben 1 vez al año, hay una campana que sólo la tocan en Sábado de Gloria. A nosotros nos subieron por otras escaleras, 60 escalones que se construyeron en 1578 y luego por otras de metal más modernas.

Cuando digo torres me refiero a la segunda foto, y a la fecha en que se hicieron. Las vigas de la foto que me preguntas son impresionantes porque son de una sola pieza, imagínate el tamaño del árbol. Pero por ahí se subía a tocar otras campanas, pero ya no lo hacen porque está demasiado resecas esas vigas por los años y es peligroso.

Y sí la castigaron injustamente, ella que culpa, pero ya la "consagraron" y otra vez vuelve a sonar. Espero me haya explicado más y si te revolví más pues ya vente a conocerlas y te cuenten las historias campaneras.

Juan Carlos: ¿Cuando nos vemos con Úrsula?

Jesús dijo...

Hola, ¿viste Él, de Luis Buñuel? Hay una escena de esa película justo en el campanario de catedral.

Saluditos. Sé que he andado un poco perdido, pero aquí ando, aquí ando.

Abrazo y besos en tiempos de contingencia.

190.arch dijo...

Tus cebollas del cabello, Car!
Nunca me he subido a esas... otra bebida refrescante no alcohólica?
Chale, no tomo alcohol, es uno de mis defectos.

Martica dijo...

Hola Carmen, soy nueva por aqui pero te leo desde hace ratito. Yo no sabia que se podia subir uno a la catedral.... buen reportaje! La próxima ves que vaya a México no dejaré de ir.

Besos y abrazos

Carmen dijo...

Válgame el cielo chilango, ¿Dónde te metes Jesús? Has estado tan desaparecido de vi vida como tu tocayo el mero mero.
Y sí vi Él pero hace mucho y siempre que la pasan en la tele ya la agarró casi casi al terminar, la buscaré y la veré. Me encanta el Arturo de Córdoba, tú.
Cruela: Todavía no me repongo de tu revelación, desconfío de quién no toma alcohol.
Martica: Muchos saludos, besos y abrazos para ti también y gracias por pasar por acá.

Capricornio dijo...

Estimada Carmen. De fijo has dado en el clavo con la caracteristica para las chilagadas esas. Subir a un campanario de ese calibre y de esa fecha es un gran acontecimiento màs allà de lo mágico de la altura, la percepción del mundo desde ahí.
Me apunto a tu brindis. Está rechulo el compuesto y yo brindo con un coctel de yuca con cacique de Costa Rica. Salud.
Pd. la receta en mi blog.

Kako dijo...

Guauu, que vistas mas hermosas y ese cóctel me mató, gracias por la receta. Hablando de eso...de recetas, cuanta pasta de tamarindo podré usar? y cual es la azúcar mascabado, que es el fenogreco?

Espero que me puedas ayudar y sí, parece que eres una auténtica chilana.
Besos!

chilangelina dijo...

Llévame, llévame, llévame, llévame, llévame!!!

karlac dijo...

carmen ..

ya le hice la prueba a tu cocktel solo que no tenia romero y dudo que lo encuentre en esta ciudad.. que opciones me sugieres.. ( menta, albahaca? )

Carmen dijo...

Karla:
Este romero es el rosemary, así lo conocen por allá.

No confundir con los romeritos, esos son quelites endémicos de México.