"Porque es nuestro existir, porque es nuestro vivir, porque él camina, porque él se mueve, porque él se alegra, porque él ríe, porque él vive: el Alimento"



Códice Florentino, lib,VI, cap.XVII

martes, septiembre 16, 2008

Siento



Alta traición

No amo mi patria.
Su fulgor abstracto
es inasible.
Pero (aunque suene mal)
daría la vida por diez lugares suyos,
cierta gente,
puertos,
bosques de pinos,
fortalezas,
una ciudad deshecha,
gris, monstruosa,
varias figuras de su historia,
montañas
-y tres o cuatro ríos.

José Emilio Pacheco


Siento un relámpago que vibra dentro

convertido en inquietud

en temor
en sal
quema.

Es un caldo toxico

calentándose en la lumbre,

con un componente político y social,

sazonado con corrupción,

tiene trozos de epidemias,

hongos y bacterias flotando.

El caldo apesta a puritita violencia

putrefacta y dolorosa

la cuchara que lo mueve

tiene forma del negocio del desastre,

con legitimidades impuestas.


17 comentarios:

chilangelina dijo...

Carmen, a mi me apachurra esa etiqueta. Prefiero poemas en una cocina de paso, aunque sigan siendo tristes, no hay pex.
Espero que todo este bien y que pronto te puedas meter a la cocina -obviamente, el motivo es puramente egoísta.
Beso.

Xerófilo dijo...

Hola:

Recupérate pronto.

Haces falta.

¿Cómo si no se hará la revolución de los membrillos?

Saludos

RRS

Gaviota_mx dijo...

Carmen, espero que estés bien. Tu post sonó triste enmedio de la tristeza...

Un abrazo

diana dijo...

Y esa etiqueta?
La vez que te pregunté que andabas haciendo -nomás por pura insana curiosidad-, no me habría querido enterar de eso de lo del hospital de paso... quihubo!.
Un besazo Car, vas a estar bien : )

glaukopis dijo...

carmeeeeen què es eso del hospital???

recupèrate pronto :|

Venecia de Septiembre dijo...

EStás bien Carmen?!?!
Dime que sí.

Juan Carlos Medrano dijo...

Sí, aunque es extremo, yo también la odio.
Creo.
No sé.
Al menos no me dan ganas de formar familia en ella.
Sì.
Eso.
Creo.
Insisto.
Creo.
Ahora.
Por ahora.
Mientras.

>México es un país con mala memoria.

(Y creo, también, que estás bien).
Y si no, salud.
Recupérese pronto.

>Los blogs tienen mala memoria.

Todos.
Sin falta.
"Sí cierto"

Cuántos hablaron de Morelia.

Carmen dijo...

La mala memoria de los blogs no creo que exista Juan Carlos, no sé que quisiste decir con eso. Al menos yo que sí la tengo, con esto del blog condenso mi vida y queda registrada.
Allí está qué hice en noviembre, que comí en tal lado, a dónde fui a tal otro, cuándo me vino el linfedema, quién se murió y cómo fueron las fiestas patrias. Aquí se habla de comida pero como la comida tiene que ver con el país pues también hay momentos en los cuales hay qye hablar de las cosas que pasan en él. Yo por lo pronto si antes no entendía lo que sucede ahora menos.
Mi salud pues aquí sigo, todavía... y sí, hay una serie de anécdotas que tengo en mis visitas al hospital de paso. Son más sórdidas que si fueran en un hotel. Ah, un hotel, que diferencia, con su jabón chiquito y mucho mucho sexo.
Un abrazo a todos ustedes y gracias por venir. Se les quiere

mai dijo...

Hoy me senté aquí como muchos días con un trago y un pitillo ¿ a ver que se ha cocido hoy ? pero antes un poco de música para acompañar, Chavela llena el espacio........

y comenzó,
y me gustó,
mucho,
cada vez mas,
como chavela...
y en un momento te perdí
y volví a buscarte
y te encontré de nuevo
y si tu no me dejas
volveré a verte.

"ojalá que te vaya bonito
ojalá que se acaben tus penas....

Carmen dijo...

que te digan que yo ya no existo
y conozcan personas más buenas...


Esa no, porque me duele mai.
Bienvenido

Puroshuesos dijo...

Carmen, leí tu último comentario al blog de LA OTRA CHILANGA, y curiosamente, la historieta que subimos después de esa entrada ("Recuerdos de México")trata el mismo tema que tu comentario, y creo que en ella se muestra que los mexicanos sabemos sacar de las experiencias de la muerte -la ajena y la que nos sigue los pasos-y la destrucción, la lección de seguir adelante contra viento y marea, como sé que seguirás... más que nosotros han sufrido los indígenas chiapanecos, y ahí siguen dando lata, luchando por todos nosotros...
Gracias por las recetas y buenos choros de tu blog, y puedes o no darte cuando quieras una vuelta por el mío:
http://puroshuesos.blogspot.com/

Sor Juanais dijo...

carmencita...¿andas bien bonita?
las florecitas de mi blog si son orquídeas...es mi flor favorita.
¿cómo andas?
mándame un correito cuando puedas.

ursula dijo...

Hola Carmen,

Muchas gracias por tu comentario en The Years, y por el link a tu entrada. Lo tomé como un guiño y un incentivo a la escritura. A veces lo que falta no es la musa (o el muso, je), sino encontrar las palabras para hablar de la experiencia. Gracias por hacerte presente y compartir, dejé ya un par de cosas por allá, espero las disfrutes.

Comparto, también, este sentir y pesar, por el presente y por lo que pueda venir. Un poco en descuerdo con Pacheco, yo sí amo a mi patria, y eso hace que cosas como ésta, para la que no encuentro nombre, me duelan, y mucho.

Te regreso el abrazo Carmen, y te deseo lo mejor.

Buena noche

*Bióloga de banqueta* dijo...

pues mejor que sea de paso y no de queda.

así que a seguirle pedaleando.
besos y abrazos con mucho cariño.

Carmen dijo...

Se me hace que este post no se entendió nadita de nada.
Esa Chilangelina fue la causante de todo. ¿Ya ves Chila no direcciones la información de los lectores?
Esta iba hacia el sector de los homenajes por el doloroso 16 de septiembre y aprovechando la puta tristeza la etiqueté así.

Akaotome dijo...

Jajajajaa yo iba a escribir que el poema me había reconfortado, pero empecé a leer los comentarios y dije "POS QUE PASOOOO". Pero un momento, me reconforta por cosas muy difíciles de explicar... solo Pacheco para tener la valentía de no amar a su patria... o al menos de decirlo...

Notocar dijo...

Ese poema siempre me ha parecido genial. También yo lo he puesto en mi blog. Reciba un gran saludo de un colega.