"Porque es nuestro existir, porque es nuestro vivir, porque él camina, porque él se mueve, porque él se alegra, porque él ríe, porque él vive: el Alimento"



Códice Florentino, lib,VI, cap.XVII

miércoles, marzo 12, 2008

Los pájaros no tienen ni la menor idea de lo que llevan en sus alas

...cuando alzaba la vista a las seis de la tarde y veía con emoción cómo cientos de golondrinas se apoderaban de los cables del tendido eléctrico para pernoctar ahí, entonces más se convencía de que no todo estaba perdido, porque mientras hubiera pájaros habría esperanza, porque él estaba seguro de que la esperanza se adhería a las alas de los pájaros y se dejaba llevar así de un lado para otro, con tan buena suerte para la gente que, en pleno vuelo, el batir decidido la esparcía sin ton ni son por todos lados cayéndole encima a quien menos lo esperara, y él, que preparaba meticulosamente en lo intrasecendente, con frecuencia veía cómo el rostro costreñido de un transeúnte de repente se iluminaba con una sonrisa y aminoraba el paso, todo ello sin razón aparente: no había duda de que esa persona le había caído de improviso un mendrugo de esperanza ya lo mereciera o no. Y así era como creía él que se realizaba la polinización de la esperanza.

Los Peor
de Fernando Contreras Castro

10 comentarios:

Carmen dijo...

Medio cafre para la puntuación el escritor costarricense ;0)

bLanchE ʚïɞ dijo...

No me gustan las golondrinas, no me gusta cuando se apoderan de los cables eléctricos, no me gusta cuando llenan todo de su "presencia boba".

Prefiero las gaviotas...

Saluditos y cariños nena!

Venecia de Septiembre dijo...

EStimada Carmen:

No sé por qué razón me cuesta tanto abrir tu blog,varias veces medice que no existe más y entro en pánico.total que para llegar tuve que it¿rme a otro blog que te linkes. Qué pasaaa?

Por otra parte, a mi los pájaros en los cables me emocionan y como ya sabes que soy llorona y cursi se me escapan las lagrimillas con tanto parajerío escandaloso. HAce un mes, cerca de Florencia saqué una foto fabulosa que luego colgaré en el blog. La colgaré para tí!

Por cierto, mañana hago mi primer fondant. Ahí te contaré nena!

Un beso!

Venecia de Septiembre dijo...

Ay se me olvidó decirte que en mi casa en Italia es preferida porlas golondrinas que a mí si que me gustan. Por ahí alguien dijo que es todo un privilegio que entren en casa yyo, en verdad, así lo siento. En México, hace mucho que dejé de ver las golondrinas. Se fueron con mi niñez y las extraño!

moleverde dijo...

en la casa de mi amá, las golondrinas hacían sus nidos en las terrazas. era una lata carmenchu, esos pájaros son bien cagones. aunque son muy bonitos, sobre todo la forma de sus alas.
sabes que ya no hay?, ya no pasan por san pedrito de las tunas.

Enrico dijo...

¡Felicidades por los dos años de sabores! Cafre, cafre, pues yo mero, pero no creas que he olvidado el puerquito. Pero me levanto y reuniones-trabajo-escritos-viajes-juntas...
igual sábado, domingo. Paciencita plis, y muchos saludos.

Pillo dijo...

me gustan los mendrugo de esperanza...te abrazo desde acá mija...

izaskun dijo...

A mi me encanta cuando bien entrada la primavera en Madrid, cientos y cientos de pájaros revolotean al amanecer y al atardecer... Esos días son preciosos...

zugazagoitia dijo...

Cuanta insensibilidad de tus lectores, no importan si son golondrinas cagonas, lo importante es lo hermoso del texto, gracias querida

chilangelina dijo...

Eso!! Me tuvo leyendo sin respirar, que indecencia!!