"Porque es nuestro existir, porque es nuestro vivir, porque él camina, porque él se mueve, porque él se alegra, porque él ríe, porque él vive: el Alimento"



Códice Florentino, lib,VI, cap.XVII

domingo, mayo 27, 2007

Florófaga en el Jardín Botánico

Como el mundo no se acabó, o ¿será que ya se acabó y no nos damos cuenta? ¿Será que somos los restos que sobreviven al desastre? Somos la maya que rueda incesantemente. En fin, dejando a un lado meditaciones ociosas que vienen cuando uno se enferma, tengo que decir que haber ido al jardín botánico fue muy grato. Conocí de cerca a la fauna que habita en la reserva ecológica de la UNAM y me enteré que hay murciélagos, cacomixtles, un chorro de tuzas y un animal poco conocido pero muy mentado, el famoso tlacuache, único marsupial mexicano. Aseguraban que sólo los tenían en cautiverio para la exposición y que después los soltarían. El cacomixtle tenía unos ojos muy tiernos, y grandotes, estaba asustadísimo. El más encantador era el tlacuache. Luego vino una degustación de dalias, la flor de México por si no lo saben. Como siempre he sido florófaga, ( he comido crisantemos, gualumbos, flor de garambullo, flor de palma, de sábila, colorines, rosas, caléndulas, lotos, menos flor de nochebuena porque es venenosa) me formé en la cola que había para la degustación. La sorpresa fue que no sólo se comen el pétalo de la flor, también se comen los bulbos de ésta.
Presentaron platillos muy comunes pero guisados con los pétalos y las raíces lo hicieron único.
Así que comimos con estas partes  de la dalia: pasta marinera, ensalada de nopales, verdolagas, calabacitas y elote, chorizo, frijoles, chicharrón y hasta nieve de vainilla con pétalos. El sabor del bulbo de la dalia es muy sutil, por eso combina con todo y tiene la textura del acitrón. La verdad no me imagino cuantas de ellas tuvieron que picar para aderezar cada platillo. Según las personas de la Sociedad Mexicana de la Dalia, refieren que nuestros antepasados las aprovechaban con el mismo fin. El nombre nahuatl de nuestra flor nacional es acocoxochitl.



Este es el verdadero señor Tlacuache





Estos murcielaguitos tenían tanto sueño que se cayó uno mientras dormía
post scriptum: ¿Cuál es la forma correcta? ¿Florófago, florívoro? ¿Alguién me puede sacar de la duda?

3 comentarios:

La bióloga en ANTESIS dijo...

según la real academia de la biología banquetera (no de banquete sino de banqueta), LOS QUE SE ALIMENTAN DE LAS FLORES no son florívoros, ni florófagos, ni come-flores, ni tragón-de-quesadillas-de-flor-de-calabaza y tampoco es el novio que se ha tragado las flores que le han sido rechazadas y aventadas en su pobre cara....
SE LLAMAN ANTÓFAGOS.
y como corolario: cuando una flor está abierta en todo su explendor, se llama FLOR EN ANTESIS.
aaaaah que ñoño comentario...jajaja

yo de nuez dijo...

ups-..`.
*esplendor*

Nenis dijo...

que rico.....acá en ese pueblo bicicletero...pos na de eso...en fin...me das envidia..mucha envidia

según la RAE
antófago, ga.

(Del gr. ἄνθος, flor, y ‒́fago).


1. adj. Zool. Dicho de un animal: Que se alimenta principalmente de flores.


http://buscon.rae.es/draeI/SrvltConsulta?TIPO_BUS=3&LEMA=florofago

asi que puedes considerarte una ANTóFOGA...