"Porque es nuestro existir, porque es nuestro vivir, porque él camina, porque él se mueve, porque él se alegra, porque él ríe, porque él vive: el Alimento"



Códice Florentino, lib,VI, cap.XVII

jueves, septiembre 14, 2006

La pesadilla se hizo realidad


Hace varios años mi hija me contó una historia que me preocupó muchísimo, en ese afán de globalizar hasta a la naturaleza a algún australiano necio se le ocurrió que sería bonito tener uno de esos cactus mexicanos llamados nopales como planta de ornato, el resultado fue que esa planta de ornato en un país que no es su lugar de origen se reprodujo como plaga, sobre todo si tomamos en cuenta que según los extranjeros sólo los mexicanos comemos "ensalada de cactus". Pues bien, se buscó un organismo capaz de acabar con esos nopales australianos, dicho organismo era una palomilla que depositaba sus larvas y se comía el nopal. No sólo solucionaron su problema los australianos, sino que hasta lo exportaron a Europa y luego se fue a Estados Unidos. Cuando me contó esto ya se sabía que estaba en Florida. ¿Hicieron algo las autoridades de SAGARPA para impedirlo? ...Peeerfectamente bien contestado, no hicieron nada. Ya la Conabio (Comisión Nacional para el Uso y Conocimiento de la Biodiversidad) anunció oficialmente que está en Isla Mujeres el bicho que se llama cactoblastis cactorum, conocida en el bajo mundo como palomilla del nopal.

Uno de los productos más baratos que hay en el país es el Nopal, y lo pongo con mayúsculas porque es una planta tradicional maravillosa, que nos identifica, nos da tunas, miel, y algo muy valioso: la grana cochinilla, un colorante natural que da un hermoso tono morado. Además de ser un alimento que está al alcance de todos los bolsillos. ¿Cuántos españoles no hemos oido que de haber sabido que se comía el nopal hubieran evitado padecer de hambre en la guerra civil española?

¿Qué propongo hacer? Pues, después de ver las fotos de esta plaga yo me ofrezco a comerme un taco de esos gusanos de nopal y les digo a que saben, seguro que si pegan como los gusanos de maguey, tendremos que mantenerlos escasos y chance hasta los consideremos un producto gourmet. Ya sabemos que tenemos autoridades que no resuelven nada, así que yo les propongo que a mordidas en tacos los exterminemos.

2 comentarios:

Marianita, La bióloga de banqueta dijo...

lo peor del asunto:
no sólo ataca al Nopalito comestible, rico, sabroso y baboso.
sino también otras especies de Opuntias (toda la familia del nopal comestible).
además... lo difícil de su identificación es porque la palomilla feilla deja sus huevecillos pequeñillos en forma de un tubillo blanquillo simulando una espina más del nopalillo.
así que pa cuando ya se dieron cuenta que se infestó la planta es porque los gusanillos están PULULANDO.
tú pruébalos y ahí me cuentas si podemos comerciarlos...
por cierto... la mejor técnica para combatir la plaga es APLASTARLOS CON LA MANO!...
fuuuuuuuuuchi.

mARIANItA dijo...

pa tener info más detallada pero sencishita:
http://www.correodelmaestro.com/anteriores/2005/septiembre_prueba/2anteaula112.htm

A COMER CACTOBLASTIS SE HA DICHO!!!!