"Porque es nuestro existir, porque es nuestro vivir, porque él camina, porque él se mueve, porque él se alegra, porque él ríe, porque él vive: el Alimento"



Códice Florentino, lib,VI, cap.XVII

jueves, junio 23, 2011

Un platillo para caer de hinojos en la noche de San Juan



Son pocos los momentos que al preparar un platillo se vuelve una verdadera epifanía de sabor, de belleza, de agrado, de satisfacciones. Cuando se cumple algo así, se establece un estado que alberga un sentimiento en perfecta armonía. Pueden pensar que esto no es cierto, que exagero en lo que digo, pero yo lo he sentido. Y yo no ando por ahí postrándome de hinojos con cualquier cosa, no. En este caso la receta lo amerita en toda la extensión de la palabra. Ese deleite puede estar dado por la combinación de los ingredientes y la forma de cómo cocinarlos. Definitivamente es una pena que la cocina no se encuentre clasificada en una de las Bellas Artes, como la literatura, el teatro, el cine, la música, la danza. La brevedad del deleite, la fugacidad del placer, permanece sólo al evocarla y trasmitirla. O al menos leyendo la receta y suspirando por ella, porque llegue el momento preciso de que todo este a la mano para disponer de un pequeño pedazo de horizonte límpido y sutil en el paladar.

Ah, claro, siempre habrá aquél que diga que tal obra de teatro que le recomendaron no la entendió o que la película es lenta y aburrida. De igual modo alguien me dirá que tal ingrediente no le gusta ni siquiera olerlo. Lo que es bueno para mí puede no ser bueno para ti. Mi gusto no es de tu gusto y el gusto tuyo no es el mío. Pero toda esta diversidad es lo que enriquece la vida y le da sabor, si no, qué chiste sería la uniformidad aburrida de comer todos los mismo.

Una buena comida está llena de casualidades, de repente aparece un producto y con él una buena receta, o al revés: una excelente receta y un estupendo producto, materia prima o ingrediente. Todo esto junto, (que ni es tanto) pueden hacer que el plato sea un verdadero portento. Fue así como llegué a la huerta orgánica de la UAEM, Universidad Autónoma del Estado de Morelos, tienen estupendos productos que cultivan ahí mismo, y mis favoritos son las hierbas de olor que venden tan frescas, recién cortadas. Ahí tenían varios bulbos de hinojo, que normalmente en cualquier lado son caros y escasos.
hinojo es sinónimo de rodilla

Fue una alegría comprobar lo contrario, y ya tenía en mi memoria haber visto una receta que me hizo soñar con tan sólo verla aquí., (es una maravillosa revista y todas las recetas incluidas también  lo son).  Así que me llevé todos los hinojos que tenían a la venta y esa tarde preparé con una fogosidad embriagadora esta receta.

Braseado de hinojos y poros
Que lleva?
2 bulbos de hinojo
4 poros
60 gr. de mantequilla
3 cucharadas soperas de vino blanco
200 ml. de crema
200 ml. de leche
1 limón
Nuez moscada
Sal
Pimienta
Queso (opcional)

¿Cómo se hace?
Se limpian los hinojos. (Yo les corto todo el copete de hojas y este se puede usar fresco o seco para cocinar o para hacer tizanas frías y calientes).

Se cortan en cuatro pedazos y se ponen en agua hirviendo por 10 minutos, luego se dejan escurrir. La mantequilla se derrite en un sartén y se agregan los poros cortados en rodajas. Se fríe durante un minuto, luego se agrega la ralladura del limón en tiras, el jugo, el vino. Se deja al fuego hasta que se reduzca a la mitad. Añada el hinojo acomodándolo entre los poros, se agrega la crema, la leche, la sal, la nuez moscada y la pimienta. Se lleva a ebullición a fuego lento, luego se coloca una tapa y se deja cocinar hasta que esté tierno en su parte más gruesa. En este momento se pude servir así o si se prefiere ponerlo en algún molde refractario y meterlo al horno añadiéndole queso para gratinarlo a que quede dorado. Yo utilicé un poco de queso de cabra y este lo añadí cuando se estaba cocinando con la crema, no lo metí al horno.

Esto ha sido de las mejores cosas que he comido este año 2011. El sabor no lo puedo describir con adjetivos, son sensaciones que se viven, se experimentan al sentirlas por dentro y por el estado mágico al que te trasportan.


18 comentarios:

Pamela dijo...

Delicioso plato, el hinojo es un sabor especial y no de todo paladar, en mi caso , me entusiasma muchísimo, y así como lo has preparado me parece excelente. Aquí se da de manera agreste en los caminos, pero nunca me he animado a levantarlo pues no sé si estarán intoxicados, uno nunca sabe, en todo caso se consiguen en las ferias a un precio razonable. Un gran abrazo desde Chile

Violeta dijo...

Hola Carmen, nunca había visto los hinojos. Es más, nunca pensé que esa palabra tan bonita fuera también algo de comer (y era lógico pensarlo)Me han encantando el plato y también esa entrada tan bien escrita que has hecho.
Una maravilla lo que cuentas del al huerta de la Universidad, debería ser un ejemplo a tomar por muchos otros.
Un abrazo.

Juana dijo...

Mi Carmen!!, lo primero gracias por los enlaces que me mandaste..este fin de semana voy a practicar con entusiasmo..si logro algo te mando la foto!!
Otra cosa es ese maravilloso platillo que hiciste...adoro tu forma de describir las sensaciones amiga, tienes un gran don para transportar a cualquiera a donde se te antoje!
Eres maravillosa y como hoy es mi santo me llevo virtualmente esta entrada tan bonita..como tu!:)

Sorokin dijo...

Fantástico, Carmen. El hinojo no es una verdura muy utilizada en la cocina en España. Lo es en Francia (fenouil) o en Italia (finnochio), pero en España choca un poco. Ese gusto un tanto anisado que tiene no le gusta a todo el mundo. Lo que ustedes llaman "poros" supongo que son los hispánicos puerros. La combinación de ambos debe realmente ser como una epifanía, tal como dices.

Como es muy simple, y aquí en Bruselas hay de todo eso, me voy a animar a hacerlo. Si sale bien, invitaré a los amigotes otro día.

Un abrazo

Nokriss dijo...

Yo sinceramente, sí caigo de hinojos!

Tú Carmen ya te caíste con los hinojos! Muchas gracias!

SUNY SENABRE dijo...

Carmen te ha quedado un plato delicioso, estoy segura de que habreis disfrutado de una magnífica receta y un porducto extraordinario.

besitos guapa,

Prieta dijo...

Carmen, que buen platillo! A mi el hinojo es algo que me encanta y lo cultivo en mi huerto cada año. Me gusta su sabor dulce y aromático lo mismo crudo que cocinado. Mi forma favorita de prepararlo es asado o en el horno. Tu receta se ve sensacional y seguramente la probare muy pronto.
Un beso.

Gaviota_mx dijo...

Tan bella la palabra como se vé de delicioso el platilllo.

Gracias Carmen, por compartir tan generosamente.

Un beso.

Mari dijo...

Se ve riquísimo el plato, aunque admito que no sabia que se podía comer el bulbo del hinojo. Siempre uso las hojas para te, pues me encanta su olor y sabor. Gracias por compartir esta receta.

Un saludo :)

Carmen dijo...

Pamela, efectivamente, el hinojo no es para todos los gustos, como bien señala también nuestro otro comentarista Sorokin, qué bueno que tú y yo si compartimos esta experiencia. Pruébala y me comentas que te pareció.

Violeta, pues busca los bulbos de hinojo y las semillas, pues todas son muy ricas y especial para las conservas saladas. Un abrazo.

Juanita: dame la sorpresa de ver una foto tuya con el cabello peinado con una hermosa trenza, yo te espero.

Sorokin: creéme que sale rebien este platillo, y exacto, a mi me parece muy frances esta verdura, yo creía que muy europea pero ya veo que no es tan bien aceptada. Pero fijate que al hervirla antes y luego guisarla mucho de ese sabor tan anisado se diluye y queda estupenda después. Y sí, los puerros son poros, mis hijas dicen: puerros perros, ja.
un saludo.

Nora, todo está bien mientras no me caiga de a deveras, porque ya me cansé de tanta caida que he tenido. Besos

Suny: efectivamente, magnífica receta y producto. Un abrazo.

Prieta: pues eres doblemente suertuda, pues lo cultivas y lo cocinas, pásate una receta de cocinarlo al horno y seré felizzzzz.
Salud.

Gaviota: prueba a cocinarlo, seguro que por allá hay. Besos.

Mari querida: pues ya te estás tardando, busca el bulbo y comprobaras que estoy en lo cierto. Un abrazo fraterno.

Tito dijo...

Hola Carmen!

Muchísimas gracias por el comentario que me has dejado en el blog!! encantado de conocerte y con tu permiso por aquí me quedo de seguidor!!!

Este platillo de hoy no es muy común por aquí, pero no por eso deja de tener una pinta estupendísima!!!! me encantaría probarlo!!!!

Un saludo Carmen!!!! te sigo!!! que tengas una maravillosa semana!!! :)

NORMA RUIZ dijo...

Que rica receta Carmen, además algo super diferente, me encantaría probar, saludos con cariño amiga.

mariava75 dijo...

Carmen, que buen platillo! me ha encantado y no sabía que se podía hacer algo así.

aqui va mi blog favorito por sus artículos, carritus.wordpress.com
saludos

Viena dijo...

Querida Carmen: te creo, te comprendo y sé a ciencia cierta que no exageras cuando describes ese estado de perfecta armonía al que se puede llegar cocinando un plato, mezclándose con él.
También comparto contigo totalmente esa idea de que la cocina debiera estar incluida entre las artes, sobre todo la cocina así sentida, porque aunque he leído en alguna parte que se trata de un arte efímero, yo digo que poco efímero es ese reencuentro inmediato con un recuerdo, cuando los aromas o los sabores nos transportan en el tiempo con una fuerza impresionante. Y todos nosotros sabemos que eso sucede al probar un cierto bocado, o al oler una especia, allá nos envían nuestras sensaciones, al patio de la abuela, o a la cocina de la madre, o a la infancia más feliz.
Me gusta mucho tu receta, tengo hinojos en mi huerto y me gusta poner a mis guisos, es como una gota de frescor que los impregna y que a mi me gusta mucho.
Tomo nota porque me gustará hacer un día esta receta, seguro que está riquísima.
Un beso muy grande.

Gabriela, clavo y canela dijo...

Ay que rico debe estar! y que maravilla esos hinojos. Todo el plato es muy nutritivo y se ve apetitoso..
besitos

Carmen dijo...

Tito: Gracias por pasar por aquí, ya me he esmerado y he repetido tu receta de chuletas de puerco, ahh, sabor. Bienvenido.

Norma: son especiales para las tardes lluviosas, búscalos. Besos

Mariava75: Espero que algún día tengas a tu alcance los hinojos y pruebes esta receta. Bienvenida.

Viena: Estamos conectadas en un vínculo de sensaciones y sensibilidades muy afectuoso, siempre adoro tus comentarios.
Un abrazo.
Gaby: Busca los bulbos de hinojo, seguro que te van a encantar.

Claudia Hernández dijo...

Vaya sorpresa, qué original, pero viendo esa salsa me apetece probarlo ya. Irñe a descubrirlo, ignoro su sabor.
Abrazos

Hoteles Santa Marta dijo...

Que delicia woou me dieron antojos umm buen provecho.