"Porque es nuestro existir, porque es nuestro vivir, porque él camina, porque él se mueve, porque él se alegra, porque él ríe, porque él vive: el Alimento"



Códice Florentino, lib,VI, cap.XVII

jueves, julio 15, 2010

Los sueños raros que sueño despierta

Me pidió que a partir del lunes recordara lo que había soñado y que luego lo escribiera. Imposible, no me acuerdo de nada. Sin embargo estoy despierta y siento que estoy soñando, a menos que escriba lo que sueño despierta y eso sea lo mismo. Supongo que no, no obstante esa sensación que estoy viviendo me provoca un contentamiento interior algo raro, mi estado de vigilia es agradable y un tanto cuanto melancólico.

Pero me siento torpe y hago tonterías. Y parece que fue un mal intento en buscar una reconciliación familiar que ha estado a la intemperie llenándose de óxido y vilezas desde hace tiempo. La sinapsis de mis neuronas están paralíticas desde hace tiempo, fue así que no logré tener argumentos sólidos y de defensa ante ella. Se me olvidan las cosas, no mantengo a pie juntillas todo el pasado, las fechas, las referencias, mi ruido interior es superior a mi raciocinio. Nunca podré ganarle a una abogada que sabe de manera extraordinaria enaltecer sus ofensas. Aquí no ha pasado nada y vuelta de página todo fue un mal sueño.

¿Cómo voy a escribir lo que sueño dormida si no sé si estoy despierta-durmiendo?

Y despierta-durmiendo la riego en muchos casos, aún así elaboro platillos extraños, uno sobre de otro, como los sueños locos y cada ingrediente cuenta su propia historia individual, vean sí no:
Elotes, Chile poblano, Jamón, Queso, Camarón.

Entonces sueño que hago una masa con tres elotes cacahuatzintles, le pongo sal al gusto y 50gr. de mantequilla, pero esto se tiene que moler en la licuadora, soñar no basta.

Luego con las hojas que le quité al elote las usaré para envolver esa masita como si fuera un tamal, es así que pongo un chile poblano asado y pelado previamente, le pongo una rebanada de jamón y como hoy estoy en plan engordador hasta una rebanada de queso, pero los sueños que sueño estando despierta son excesivos, es por eso que para rematar agrego un camarón crudo sin las tripas, un poco de sal y lo sazono extendiéndole una pasta de ajo asado. Cierro las hojas de elote, y lo pongo a cocer al vapor por 25 minutos. ¿Qué nombre lleva el platillo? el que ustedes gusten.

Mientras yo soñaré que despierto y escribo lo que soñé, o ¿cómo me dijo?

15 comentarios:

NORMA RUIZ dijo...

Ahora si que andas muy inspirada querida Carmen, yo lo llamaria delicioso tamal de camarones, un abrazo cariñoso, sueña cosas lindas amiga se te quiere mucho.

Pilar - Lechuza dijo...

Pues ojalá todos los sueños sean tan deliciosos como este. Como decía Calderón: " la vida es sueño y los sueños, sueños son.."
un biquiño

Hilmar dijo...

Yo lo llamaría Tamal de Ensueños a la Carmen, qué te parece?
besitos,

Sorokin dijo...

¡Qué bien lo cuentas, Carmen! "Chapeau", como dicen por aquí. Lástima que no voy a poder reproducir tu tamal onírico en este lado del Atlántico. A ver, ¿cómo voy yo al frutero de la esquina (que es turco) y le explico que quiero un "elote cacahuatzintle"? ;-)

Prieta dijo...

¡Que buen relato, Carmen! Interesante tamal y se ve rico. Un saludo y que todos tus sueños se hagan realidad.

Claudia Hernández dijo...

Claro que esta receta entra en el sueño, qué rica y original.

Mari dijo...

Delicioso tu sueño. Me imagino que vine de tantas cosas ricas que cocinas.

gracias por compartir ..

Feliz dia y dulce sueños.

Cris dijo...

Fue un sueño?, Esa foto es deliciosamente real. Me pasa como a Sorokin, elote cacahuatzintle es para mí una incógnita aún no revelada, me voy al Google...
Un beso y sigamos soñando

*Marianita* dijo...

que se llame:
"envueltos de ensueño" jajajaa

canta conmigo: mandei uma mensagem a já to' as entidades do tempo, já me foi verificado que nem mesmo haverá segundos, que os minutos foram reavaliados e pra cada suspiro, serão 10 contados.

dice algo así de: "mandé un mensaje a todas las entidades del tiempo, ya me fue verificado que ni así habrá segundos, que los minutos fueran revalorados y de cada suspiro serán descontados"
Tiene un poco de juego de palabras, la pronunciación de "10 contados" en portugués, suena como "descontados".
La canta cÉu, pudes escucharla en el yutu http://www.youtube.com/watch?v=YCD5MmU0qf4 con mi querido Paulinho Moska.

es en estos momentos en los que quisiera darte un gran abrazo, a veces hay que dejar de luchar contra cosas que se niegan a solucionarse.
te quiero.

la palabra verificadora fue: panderi, o sea, que hagas pan, dés y rías.

*Marianita* dijo...

por cierto, quedó bonito tu dibujo de la panaderita en la cabecera del blo. ya ves? tenía razón la palabra verificadora.
:-)

sol dijo...

Carmen, me encantó la nueva imagen de tu blog. Felicitaciones y dulces sueños...

Gabriela, clavo y canela dijo...

Uy y con una abogada! no le vas a ganar!
Que rico se ve este tamal con relleno muy interesante..
besitos
Gaby

BRENDA dijo...

Querida Carmen
Primero: Me gusta tu ilustración.
Segundo: Tiene razón Marianita, hay cosas que aunque queramos y nos empeñemos, a la segunda o tercera vez que lo intentamos, si no sale pues ni modo hay que dejar de luchar.
Y tercero: pues sería algo asi como "camarón arropado" no? (jejeje)
Besos Carmen.

Carmen dijo...

Norma, no es inspiración es ensoñación eso del tamal, llevo días sin dormir. Un abrazo y beso para ti.

Pilar: Así es soñamos que vivimos y vivimos que soñamos, Un beso también.

Hilmar: Me gusta el nombre, más besos para Taiwan tambíen.

Sorokin: Puedes hacerte un tamal con cous cous, y entonces ya no será tamal, pero se acercará de aquel lado del continente a una aproximación de lo que comemos por acá. Un abrazo. me gusta el Chapeau,jaja.

Prieta: Nooo, mejor que no se hagan realidad, luego son muy salvajes, violentos y pecaminosos, jajaja.

Claudia: Gracias por pasar por acá, saludos.

Mari: El sueño viene despierta porque dormina no se aparece. un abrazo para ti.

Cris: elote es la forma tierna del maíz, y el tipo de maíz que utilicé fue el cacahuatzintle, un maíz de grano muy grande, acá le decimos "diente". Su sabor es distinto al del elote común. Y debo decirte que los elotes mexicanos no se parecen a los elotes dulces de los europeos ni de los elotes gringos. Son muy distintos. Ojalá y algún día puedas comerte uno acá en su lugar de origen. Un abrazo.
Marianita: gracias, ahorita voy a oir esa música. Te quiero mucho.
Sol: gracias por hacermelo saber. Un abrazo para ti.

Gaby: tienes razón, tienen una lengua muy fina y filosa. Un beso.

Brenda: ¿Eres tú la Brenda de siempre? Mira que bonita chamaquita eres, una imagen muy pícara y a la vez seriecieta. Un abrazo, gracias por tus palabras.

BRENDA dijo...

Hola Carmen
Sí soy la Brenda de siempre, jeje, soy seriecita (a veces) y ahí tenía un añito. Gracias.