"Porque es nuestro existir, porque es nuestro vivir, porque él camina, porque él se mueve, porque él se alegra, porque él ríe, porque él vive: el Alimento"



Códice Florentino, lib,VI, cap.XVII

sábado, enero 23, 2010

Ojalá sirva para algo bueno

Para Jesús


Hace 100 años el dictador Porfirio Díaz hizo ostentación y derroche para los festejos del centenario de la Independencia. El principal pretexto para tal numerito era reafirmar su poder y hacer alarde ante el resto del mundo sobre el supuesto progreso registrado en México en el curso de un siglo. Sin embargo, en el verdadero rostro del país se fermentaba el hartazgo de un pueblo cansado de las injusticias del régimen y el sufrimiento de los más desprotegidos.

El naufragio se veía llegar y, pese a toda la descomposición social que había en el país se llevaron a cabo con pompa y platillo las fiestas del Centenario de la Independencia.

Como todo festejo que se realiza éste tuvo la obligación de que terminar con un gran comelitón.

¡Ah, pero qué cosa caballero! El banquete no tenía nada que ver con la nación que era festejada.

El ágape se llevó a cabo en el Palacio Nacional, el inmueble lucía iluminado con focos blancos que delineaban su estructura, además de tapetes de flores que le daban más elegancia y encanto al recinto. Adentro, atravesaba el Palacio Nacional una larga mesa interminable, cubierta de manteles blancos, flores y candelabros. Cabe decir que la mantelería era del lino más fino, los cubiertos y las copas importadas. Esa era la manera de demostrar el avance y la prosperidad de la nación. No había nada, a no ser por la cara los comensales nacionales, algo por lo cual evocar al país en que se estaba llevando a cabo dicha celebración.

Este era el menú del 16 de septiembre de 1910


Así es, este menú en francés, ausente de cualquier ingrediente típicamente mexicano fue el ofrecido a los embajadores y demás invitados nacionales.

Eso hablaba perfectamente de la clase de gobierno entreguista que llevaba el destino del país. El banquete era fiel reflejo de la subordinación a un modelo extranjero.
Hoy en día, en un clima social y político muy parecido al de aquel entonces se están llevando a cabo concursos gastronómicos para celebrar el Bicentenario con un platillo representativo regional. Además de que se promueven menús en cadenas de hoteles para dicho acontecimiento. Se desea reflejar la gastronomía mexicana. Cuestión harto difícil y compleja. Esta nación tiene, por fortuna, no una comida mexicana, sino varias COCINAS MEXICANAS, que son tantas como los climas y los estados del territorio nacional. Además de enriquecerse con las migraciones y adaptar los hábitos alimenticios de otras culturas.

Yo, como tantos mexicanos, observadores prudentes ante tales festejos, sólo espero que al menos sea un buen pretexto e impulso para que las cocinas mexicanas sean reconocidas y valoradas en verdad, que salga algo bueno de todo esto. La comida tiene una lógica, un sentido social y un compromiso, que no puede transgredirse sin grave daño.

21 comentarios:

Pilar - Lechuza dijo...

Sabes lo que creo? que a los políticos y a las clases poderosas, lo que viene de fuera les parece superior y no ven lo que tienen delante de sus narices. Platos tradicionales con ingredientes autóctonos que son más valorados por el que nos visita.
un saludo

Carmen dijo...

Ay linda, quién mejor que tú para decirme esta verdad.

Un abrazo

Martica dijo...

Pero eso también debería de hacer en el exterior, que las embajadas hicieran algo de verdad, osea trabajaran, para difundir la comida mexicana en el exterior. Te juro que en Bélgica solo saben que los mexicanos comemos chile con carne, algo que ha difundido mucho el texmex, pero si les hablas de tamales, garnachas, mole, ponen cara de wath? O lo peor, una vez fui a una fiesta, dizque latina, y habia puestos de comida de diferentes países, pues me encontré un puesto quezque vendia comida mexicana y lo vendia un belga, me acerque a ver y dije, qué es esto??? era una especie de revoltijo que no tenia ni pîes ni cabeza. Me respondió que era un platillo mexicano, y le dije pues yo soy mexicana y no lo conozco, el hombre no sabia donde esconderse y salió con la escuza que fue un platillo que hizo porque un amigo habia ido a cancún y que ahi lo habia comido. Yo en verdad me moleste mucho hasta quice hablarlo con la embajadora pero nunca me recibió. Este ejemplo te pongo para decirte que hace falta más la difusión del verdadero mexico en el exterior, en lugar de comer comida chatarra de cadenas americanas. Y en el mismo país darle su lugar a nuestra comida y no sólo ahora por el festejo.

Ups, perdón por lo largo del post.

Un fuerte abrazo.

Prieta dijo...

Hola Carmen,
Para mi es muy importante dar a conocer la comida mexicana acá en en el país donde vivo (EE.UU.). Estoy casada con un Norteamericano y cada vez que su familia nos visita o los visitamos, yo siempre comparto mi comida autentica mexicana, de la cual me siento muy orgullosa.

Siempre hay gente que se queja del país (México), pero si cada uno de nosotros hacemos algo individualmente por promover lo bueno de nuestro México, el mundo conocería un México lindo, porque existe! Ciertamente nuestro gobierno tiene problemas pero para el cambio se requiere de la participación constante de todos los ciudadanos que viven dentro y fuera del país. Yo en lo particular como vivo fuera de México, si no tengo nada bueno que decir mejor no digo nada (pero tengo muchas cosas buenas que decir de México).

Lola dijo...

Claramente la influencia francesa en esa época era muy grande.... en todas las partes del mundo., no me extraña nada, vamos a golpe de modas.. una pena.besos Carmen

Byte64 dijo...

Carmen,
eso de la comida francesa pasaba también en Italia a finales del siglo XIX, como la cocina italiana no era todavía una cocina nacional, sino regional, por lo tanto los sicilianos no tenían ni idea de lo que comían los venetos y viceversa. Tuvieron que pasar muchos años para que la gente empezara a intercambiar recetas y para que la mayoría de los italianos tuviera el dinero necesario para irse de vacaciones a otras regiones del país. Ademas ayudó mucho la migracion interna de sur a norte para que se difundieran platillos como la pizza, nada mas, fíjate que hasta los años '70 no existían las pizzerias en mi ciudad y ahora ni se cuentan.
El caso de la comida mexicana es aun mas complejo como NUESTRA comida requiere ingredientes que simplemente no existen afuera de México sino en poca cantidad o con precios para gourmet.
Te puedo decir sin duda que todos los que comen la verdadera comida mexicana, a pesar de que la haga yo, jajajaja, se quedan encantados y le gustan mucho el mole rojo, el pipián, las sopas y los dulces.

Hay muchos que se aprovechan de que la gente no sabe reconocer a la "verdadera" comida mexicana y le dan de comer unas cochinadas, donde frijol y chile jalapeño envasado son los unicos testigos de la riqueza gastronómica de México, pero vamos a combatir los lugares comunes y a difundir la comida mexicana con mucho orgullo y terquedad!

Ya.

:-D

Ciao!

PS: el "Nuevo Cocinero Mexicano", creo el texto mas apreciado en esa epoca (el que usaba Frida Kahlo por ejemplo) fue impreso en París.

IDania dijo...

Carmen,
Ya sabes que desgraciadamente eso ocurre con todos los países. Lo primero que hacemos casi siempre es `pensar que lo "nuestro" es inferior a lo de afuera y erramos. Qué pena!!
Besitos, amiga mia,
IDania

Carmen dijo...

Gracias a todos por tomarse el tiempo de escribir sus impresiones sobre la comida mexicana.

MARTICA, sólo te puedo decir que no sólo se trata de enfrentar a la gente extranjera que intenta aproximarse a la comida de México, sino apoyarla, es decir sacarla de la ignorancia, darle información, tener uno mismo esa información para poderla transmitir fielmente. Dar ejemplos, tips, no sé algo que no quede nada más en una impresión negativa. Por desgracia la comida Tex-Mex es la única que conocen fuera del país que nada tiene de mexicana.

Lo que hace PRIETA es lo mejor, que me encanta por su buena disposición y optimismo en verdad, uno debe ser el propio embajador de su país en el extranjero, buscando la manera de enaltecer este país, en el que no todo son decapitaciones por narcos. Por muy difícil que parezca habemos muchos que deseamos que algún día se cumpla una idea utópica de justicia y buen gobierno. La difusión de la comida mexicana está en nosotros mismos.

Por otro lado lo que dice LOLA Y FLAVIO es cierto, los franceses sí saben poner el huevo y cacarearlo. Es lo mejor, por eso más que nada se conoce tanto la comida francesa. Tienen los mejores escritores para difundirlo. Y tiene razón FLAVIO, los ingredientes para cocinar una auténtica comida mexicana es difícil de conseguir en el extranjero, a menos que se consigan por vía de envíos exclusivos de aquí para allá con amigos cuando vayan. Un mole con sus más de 32 ingredientes que utiliza es algo una labor casi imposible. Tan sólo conseguir cosas tan simples como un poco de epazote, hierba santa, tomates verdes, chilacayotes, masa de maíz, uff qué labor tan poco viable.

Martica dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
pityenlacocina dijo...

yo me enfado muchisimo cuando aqui en inglaterra dan como mexicanos a platos que no tienen nada que ver, no hay derecho a que los restaurantes "mexicanos" en inglaterra adapten la comida al gusto britanico, y yo, como espanola, reivindico el derecho de la comida mexicana a ser mexicana, que viva el mole y el pipian, y la cochinita pibil y la sopa de tortilla, etc etc etc...

Martica dijo...

Hola Carmen:

Se me olvido decirte que eso mismo hago, no sólo me quedo con cosas negativas, sino que a todas las personas que conozco yo les platicó sobre la verdadera comida mexicana, y no sólo eso, siempre que invito a cenar o comer, le doy: tamales pozole, tlacoyos, tacos, frijoles negros con épazote, sopa de tortilla, memelas, chilaquiles, además yo misma hago mis tortillas, tengo mi molcajete y no pasa de una semana que comamos en casa tacos con salsa y frijolitos. Gracias a Dios hay una tienda colombiana que me abastece de lo necesario, hasta de nopales, claro de los que venden en frascos, pero algo es algo y los difundo con mis amistades.


Abrazos.

Lola dijo...

Carmen entiendo perfectamente... cuando vivi en paris odiaba la paella royal que llevaba chorizo y se quedaban tan panchos jajajaj parece ser que hasta en Francia ocurre!.
Me alegra muchisimo que hagas la masa madre...no te defraudara, aunque no conozco muy bien el clima, pero aqui ha sido facil y es un ambiente humedo porque vivimos cerca del mar, a unos 6 kilometros.
No dudes en preguntarme lo que necesites....y lo que me dices de que el blog se ve mejor es que le he rebajado "peso"..tenia muchas fotos, muchos gadgets y he reducido para que se vea tipo periodico, abres el blog y se ve la receta, antes habia que bajar mucho....aun hoy he quitado peso y he reducido gadgets molestos que hacian que funcionara lento. Todo gracias a las observaciones de mi marido. besos amiga

RosaMaría dijo...

Soy de tu idea, comer los productos del país y más en su época de recolección es lo más sano además de promoverse la producción y el conocimiento de los mismos.
La revolución de los medios llegó a la cocina imponiendo modas y platos cuya combinación en algunos casos no es lo más apropiado.
Un abrazo.

Mai dijo...

Cuando salgo fuera de mi país , incluso de mi ciudad o de la comunidad donde vivo , una de las cosas que mas me atrae y satisface es conocer las costumbres y tradiciones y evidentemente las gastronómicas, no me hago a la idea de ir a Galicia y no comerme un sabroso cocido gallego o ir a Asturias y no comer unas fabes o al pueblo de al lado y no pedir su especialidad.
Los centralismos no me gustan , Catalunya no es Barcelona somos cuatro provincias con hábitos y costumbres totalmente distintos y si se hace algo referente a la comunidad me repatea el hígado que sólo se hable de la nuestra con esos tintes centralistas barceloneses y se obvien el resto de provincias.
Esto sucede a nivel nacional, España tiene muchas comunidades autónomas todas totalmente distintas unas de otras , bastante fastidia ver este tipo de celebraciones de las que hablas en que no se tienen en cuenta estas cosas como para mas Inri ver las de otro país , querida los afrancesamientos los hemos estado viviendo todos , afortunadamente somos muchos , los que creo yo , que aunque a media voz , luchamos por nuestras costumbres y tradiciones a la vez qeu tratamos con mucho respeto y veneración las de los demás.
Es la gente , la que debe luchar por lo suyo y no nublarnos la vista con lo de fuera que no se porqué siempre creemos que es mejor.
Sabes una de las cosas que mas me fastidió en Mexico? en el hotel donde estaba se empeñaban en poner fideua y paella , y lo cierto es que nada tenia que ver , y yo pensaba, " joder " pero que pasa? yo quiero comer comida mexicana!!! paella ya como en casa!!! , quiero mole, tamales y quesadillas....tal vez debiera haber cojido al cheff y decirle, sr cheff seguro que tiene una fantástica gastronomía en México para ofrecernos y lo hace de madre, pos ándele a ello y déjese de fideuás que para eso ya estamos los de allá.
Besos luchadora y pronto tu traducción pero es que estoy un poco perra.

Ben dijo...

Y tu vas a participar en alguno de esos concursos? A mí me ha pasado por la cabeza, pero ya veremos. Por cierto, no he ido a México todavía, los planes se retrasaron, pero espero que este año sí pueda ir, jaja.

Saludos!

Jesús dijo...

¡Qué tiempos aquellos!, señor don Simón. Muchas gracias por la dedicatoria. Ya estoy pensando cómo puedo sacarle jugo a esa información. Independiente de todo, ya valió la pena que te hiciera la pregunta, ¿no?
Un abrazo. Pronto nos vemos.

Carmen dijo...

A qué buenos comentarios inteligentes me han dado todos ustedes.

Se enriquece esto con sus puntos de vista.
Muchas gracias por tomarse la molestia y comentar.

Paloma dijo...

No podria estar mas de acuerdo contigo! Y mas ahora que vivo tan lejos... extrano las cocinas Mexicanas! Un afectuoso saludo Carmen.... Estoy planeando escribir un blog en Espanol ojala tambien por alla puedas visitarme pronto ;) (Y recuerda cuando tengas tiempo el articulo sobre el cafe de olla)

NORMA RUIZ dijo...

Hola Carmen primero que nada quiero ofrecerte mil disculpas por no venir antes pero el tiempo me come y ultimamente no tengo mucho tiempo libre agradezco tú comentario tan lindo en mi blog y sobre todo tús consejos para mejorar lo de mi alergía mil gracias pero como sabes nada más nos sentimos mejor y nos olvidamos de todo, desde el día primero estoy muy mejorada y me siento muy bien por eso no he hecho mucho caso de todas maneras agradezco muchisimo tús consejos.
Sobre lo que comentas creo que lo que podemos hacer nosotros es promover nuestras costumbres y comida mexicana estos espacios en los blogs son una maravilla para hacerlo, así podemos mostras al mundo lo que realmente es la gran cocina mexicana, ya que es enorme cada estado tiene algo especial, nunca terminariamos de probar todas las delicias que se preparan en nuestro México, saludos con mucho cariño y nuevamente mil disculpas.
Felicidades a tú papá bendiciones para él que gran regalo que puedas tenerlo a tú lado, cuidalo mucho.

Anónimo dijo...

Feliz año nuevo preciosa

gracias por tu blog, que sigue siendo tan fresco como el año pasado.
Por cierto felicidades para tu papa y magnifico regalo le hiciste.
El articulo de haiti, como dicen los franceses " chapeau ",
Y en cuanto tu articulo actual siempre pasa lo mismo, lo de los demas siempre es mejor, aqui tambien pasa algo parecido..
Un abrazo de Jordi tu amigo catalan

El Tito dijo...

Bueno, tu no me la creas pero a mi me llegó el chisme de que el menú de este año será:

Pura de arabe bañada en gotitas de mitilín.

Para que todos sientan el orgullo de ser Mexicano