"Porque es nuestro existir, porque es nuestro vivir, porque él camina, porque él se mueve, porque él se alegra, porque él ríe, porque él vive: el Alimento"



Códice Florentino, lib,VI, cap.XVII

viernes, junio 19, 2009

Se me va la energía

Tengo dolores en dónde ya no hay más que huecos y ningún pájaro celeste ha llegado para anidarse ahí. Ellos saben que la belleza natural ha sido escanciada, cortada de tajo con algún bisturí.


Tengo angustia en dónde se lee el presente mostrando un futuro que ya no es lo que era.

Soy la abeja sobre la flor, que ya sin alas no concluyó su labor. La posibilidad de ser diferente se ha cumplido, ahora no soy más que una hormiga gorda y glotona de polen, con veneno suficiente para lastimar.

Mis ideas no se restauran, ni se refrescan con lo nuevo, mis ideas se calcinan por dentro y después…y después salen estas incomprensibles palabras que no encuentran la manera de asir una historia. Me quemo por dentro como se han quemado tantas de mis palabras escritas en papel.


11 comentarios:

Sieg-Freiheit dijo...

ahhh Carmen!
creo que ésta es la primera entrada que te leo tan desalentadora.

Espero todo esté bien

saludos

Capricornio dijo...

Carmen que profundas palabras, se queman tanto como las imágenes tan fuertes y vivas de tu cuaderno.
Que vive dentro de tí que te hace sentir así? Aun en esta página oscuro, puedo lograr leer las primeras del libro y veo maravillas.
A veces nosotros mismos debemos darle vuelta a la hoja, retomar lo que no sabiamos que guardamos y desechar lo que estorba.
La idea está, se plasma. La energía´física es dilata, pero también se recupera.
La del Alma es más difícil, pero no imposible. Animo.

chilangelina dijo...

Uy. Pasó algo, ¿verdad?

alinitaxula dijo...

Paisana no se me achicopale, hay momentos en los cuales todo lo vemos negro, sin salida. Creéme que siempre hay luz al final del túnel. Sea lo que sea, todo pasa. No de desanimes. Todo vuelve a su sitio...
abrazo gordo extra
apapacho incluido
ánimo guapaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
alinitaaaaaaaaaaaaaaa

Suzette Matadamas dijo...

¿Recuerdas el sistema de Roza o quema?
Nuestros ancestros confiaban que el fuego arrasaba con todo, para erradicar cualquier circunstancia presente y permitirnos un nuevo escenario para volver a empezar.
¿El resultado? Tierra fèrtil para sembrar despuès de que el fuego absorbiera todo.
Tus imàgenes me recordaron èso. Tu redacciòn pareciera describir un estado melancòlico, pero yo solo encuentro esperanza, y el gran propòsito de cerrar un ciclo para dar la bienvenida a una nueva etapa de tu vida.
Yo confìo en que asì serà
Saludos Carmen desde Querètaro :)

Carmen dijo...

Parece que por fin alguien entendió mis galimatías.
Efectivamente, esta enraizada melancolía que me habita según el vaíven de mis propias hormonas traicioneras hace que se entienda deprimente mi nueva decisión por cambiar algo que me viene haciendo daño.

un abrazo a todos, les agradezco su acercamiento a este su blog y sus amables palabras para conmingo. Gracias
Bienvenida Suzette.

190.arch dijo...

Por qué andas de pirómana??

Anónimo dijo...

A esto es a lo que me refiero Carmen, esa manera ta tuya de escribir, tan profunda y sentida, si con calma lees tu blog, armarias algo muy interesante, como siempre me gusta y siento lo que escribes. Alma

Lluís Salvador dijo...

Hola, Carmen:
Aquí en Cataluña, nosotros decimos "foc nou". Fuego nuevo, para representar que otra cosa, otra etapa empieza. Ya no es que el fuego purifique, sino que del antiguo ya no quedan más que rescoldos, cenizas que es necesario aventar y ese fuego nuevo hacer que arda con nuevo valor y fuerza.
Un abrazo :)

Raúl Guerrero Bustamante dijo...

Carmen:

Ando atrasado, el poco tiempo que me queda libre no me ha dejado leer tu blog, te mando un abrazo.

Por cierto, ya mero termino de vender tus hermosos libros, ahora me falta cobrarlos, espero pronto enviarte la lana.

Aunque la cosa ande mal, no te des a las congojas, tú no aflojes el tamal, aunque te jalen las hojas.

No sé quién lo dijo

RosaMaría dijo...

qué bien rxpresas sentimientos y sensaciones... besos