"Porque es nuestro existir, porque es nuestro vivir, porque él camina, porque él se mueve, porque él se alegra, porque él ríe, porque él vive: el Alimento"



Códice Florentino, lib,VI, cap.XVII

miércoles, noviembre 12, 2008

Fábula deshielada


Pues sí señor, me da por acumular comida, soy como esa hormiguita de la fábula que acarrea y acarrea cosas y las lleva al hormiguero. Si fuera como la cigarra a lo mejor estaría más delgada y escultural pero, pss, así soy.

Y mire que ya me dio por comprar sólo lo que voy a consumir en la semana. He tratado de comer casi todos los granos y semillas que tengo en la alacena, pero no se acaban. Es que una que cocina y hornea tanto pan, por eso mismo ya ve lo que me pasó ayer, abrí mi refrigerador y me encontré que no enfriaba, despedía un aroma bastante raro, más bien horrible. La peor pesadilla fue abrir el congelador, AAAGGGGHHH me encontré con todo deshielado: montones de mermeladas de chavacano bajas en azúcar, por eso las congelo, consomés, un poco de carne guisada, requesón de cabra, natas.

Supongo que eso nunca le pasó a la hormiga, ni refri tenía, sólo llevaba a su hormiguero hojitas para que se pudran allá adentro y luego comer el hongo que producen. Pero como yo vivo en una casa vieja en donde salen un montón de bichos raros: polillas, termitas y gorgojos, tengo que meter muchas de esas semillas al congelador porque si no se hace plaga y se echan a perder. Fue así que debajo de las semillas de linaza, girasol, amaranto, nueces y germen de trigo me encontré con mermeladas fósiles desde 2003. Claro que sí señor, al menos tengo el cuidado de escribir cuándo fue la fecha en que deposité mis conservas, pero, pss, la verdad es que a lo mejor y no lo hubiera hecho, la ética de los alimentos estorba en estos casos, sentí horrible tirar esas mermeladas y los demás productos deshielados en épocas de austeridad.

Sí señor, me acuso de que soy una despilfarradora, pero yo hice caso de la moraleja de la fábula de la hormiga: “almacenar para tiempos difíciles”, sólo que en este caso los aparatos electrodomésticos son bien falibles y las historias se vuelven casos de ficción o escenas de terror a la hora de encontrar un buen técnico para que venga a arreglar mi refrigerador. ¿Cómo señor? No lo escuché…¿qué cuál es la moraleja que obtengo de todo esto?
Así quedó ahora el congelador, desde que lo compré nunca lo había visto igual, ¡buaaaa!

13 comentarios:

Anónimo dijo...

De verdad que está irreconocible tu refrigerador,ha de haber sido una labor titánica dejarlo así. Me encantó la ilustración.

Anónimo dijo...

Anónimo es Lucrecia.

BRENDA dijo...

Pues si me ha pasado y es terrible. Como tú yo también tiendo a comprar y guardar de más y a veces he tenido que tirar por ejemplo unas lindisimas flores de calabaza que al otro dia de comprarlas ya estan muertas y babosas, buaaaaa!!
En fin, habrá que utilizar todo lo que queda, de la mejor manera.
Un beso Carmen.

Ana dijo...

Carmencita, eres de miedo!!!, cómo me haces reír!!!!, sabes?, cuando te leo le pongo acento mexicano y me parto de risa, de verdad que me pasa lo mismo que a ti pero ultimamente ya voy comprando para la semana y no me ando con tantas tonterías porque la crisis nos afecta. Esto de los blogs sale caro, a veces compras ingredientes que solo los utilizas una vez porque no te gusta la receta que copiaste y acaban pudriéndose. Todos los años tiro un montón de tarros de especias que me han caducado y no he sido capaz de gastarlas. En fin, deberían ponernos una cartilla de racionamiento jajajajajaj.
Un abrazo fuerte.
Ana

glaukopis dijo...

pobre mujer y pobre refri-congelador y pobre comida :(

"a lo mejor estaría más delgada y escultural"?? pero si estàs re guapa che Carmen!!

ciao bella ;)

arch190.com dijo...

Qué catástrofe Car!
Y ahora??.. pero hija, cómprate un refri con un congelador más grande, con esa maña de almacenar todo oye, hay que ver.
Un besazo!

Lluís Salvador dijo...

Ante una catástrofe, una sonrisa...
Y es que de todo hay que saber hacer un post :)
Suscribo el consejo: consigue uno más grande, y llénalo de cosas buenas... pero haz expediciones en él de vez en cuando.
Me he divertido mucho leyendo el post.
Un saludo!

*Marianita* dijo...

¿¿¿En serio eso le pasó al refri???
¡Qué terror!

Je, yo tengo un micro refri que si pongo comida abajo de lo que se supone es congelador... LO CONGELA... jojojo.

te dejo muchos besos. comeré cochinita pibil y muchas marquesitas por ti.
jejejee.
te quiero.

Barbado Whisky Matinal dijo...

Señorita, me sorprendió gratamente su escirtura, muy amena y vívda, le felicito. Le cuento que llegué aqui porque buscaba gente que sea Fan de Lamborghini y cai aqui, me gustó su sitio , así que le invito al mio. Saludos y no deje de ir.
mi direccion es:
http://bebiendotemprano.blogspot.com/

Blas Torillo dijo...

Hola...

Hace poco tuve que tirar una mermelada de moras que tenía aquí desde el precámbrico...

Pero bueno, así pasa. La diferencia es que tu lo escribes hasta con ternura.

Te dejo un beso.

Pillo dijo...

ay mija, osea estàs como en Mafalda, nueces con vida interior? jajaja, y ya lo arreglaron? yo te cuento una peor, el otro dia lo lave y se me olvido prenderlo, te digo...

ka! dijo...

Deberíamos de volver a la era del permafrost y almacenar las cosas a la intemperie sin mayores miedos...

Ando de visita en un rancho al sur del estado, el menù de mañana es engalanado por una cabeza de vaca para deleite del festejado, dícese mi compadre...

Carmen dijo...

Lucre: Sí, mi refrigerador es ahora un palacio vacio.
Brenda: Un consejo, las flores de calabaza son más efímeras que el amor de un poeta.
Ana: Yo también tiro especias porque luego ya no huelen, lo mejor es tenerlas en semillas y a veces ni así aguantan el tiempo.
Irene: qué lindas palabras.
Cruela: Nooo, si hago eso a dónde lo meto, ya no hay espacio para más aparatos y muebles en esta casa
Lluis: Me encantó tu comentario, voy a hacer expediciones al interior de mi refri y alacenas, habrá que llevar un guía de turismo para que explique que clase de fósil está uno desenhielando.
Mariana: Ya te escribí en tu blog de lo que quiero
Barbado Whisky Matinal: Ya se me acaba de antojar un whisky a estas horas en domingo con frío y en ayunas, bah. Bueno pues déjame decirte que no eres el único que ha llegado a este lugar por la búsqueda del irreverente del Lamborguini. Ya me iré a emborrachar a tu blog luego con calma.
Blas, no creo que haya sido con ternura, más bien la ilustración es el gancho de la ternura, uno nomás cuenta su propia historia.
Pillo: No tengo presente esa viñeta de Mafalda, dame datos m´hija
Ka: No, eso de almacenar a la intemerie no va con esta que escribe, ¿dónde has visto que se almacenen los preparativos de un comelitón de esos que me presumes y más con el clima de Veracruz? Puedes terminar en el hospital si algo está descompuesto