"Porque es nuestro existir, porque es nuestro vivir, porque él camina, porque él se mueve, porque él se alegra, porque él ríe, porque él vive: el Alimento"



Códice Florentino, lib,VI, cap.XVII

domingo, noviembre 25, 2007

Etiquetas

Las etiquetas que se comenzaron a utilizar para clasificar las entradas en los blogs son simples accesorios sin importancia, pequeños cajoncitos para encontrar mejor tanta cháchara. Lo que verdaderamente las hace valiosas y ocurrentes es el atinado nombre que cada autor del blog da para identificarlas. Es entonces cuando estas se convierten en gracejadas, vituperios originales que señalizan su mapa de acción, para ir poniendo banderitas en sus escritos. Y en la vida misma ¿a poco no?. Uno anda por ahí recordando canciones, trasladándolas a nuestros sentimientos, lo mismo me sucede con las etiquetas de los blogs que visito.

Por ejemplo, voy a ver una mala película: El Cobrador, una colcha de retazos fruncidos y mal cosidos de abuela miope que hizo Paul Leduc con los cuentos de Rubem Fonseca. Uno sale de la película sintiéndose estafado para alcanzar a decir: PINCHES MAMADAS DE PELÍCULA. Esta etiqueta la tiene Omar y viene a mi mente cuando me topo con algo así.



O cuando dije algo inadecuado y luego me arrepiento terriblemente; mi boca explota y las palabras salen en estampida adelantándose a mis pensamientos. En este caso me acuerdo de Irene cuando dice: YO Y MI GRAN BOCOTA

¿Quién no es como Guillermo? Cuando uno mismo se promueve, anuncia algo o simplemente trata de venderse. ¿Quién no anda por la vida con su SHAMELESS SELF PROMOTION?
Aunque últimamente él ha estado bastante flojo para postear y para poner etiquetas.

De repente, de la nada siempre sale un conocido o un familiar lejano que le interesa chismosear con tu vida, escarbar en esa pared llena de humedad y rascar, rascar hasta que se venga encima y por fin te haga hablar. Es@s tip@s andan por la vida navegando con bandera de psicoterapeutas de pacotilla y se adelantan con sus juicios erroneos como si estuvieran compitiendo en una carrera. Pero si esas son COSAS DE MI VIDA QUE NO LE IMPORTAN A NADIE. Aunque a La Chilangelina no le importe revelar las suyas. Aun así hartos voyeristas le dejan recados.

La más prolífica de las clasificadoras es la querida Criseida con más de 33 etiquetas en su haber (y faltan las que se le ocurran), aunque he de decir que la más recurrente y emblemática de su persona y la mía es IDA DE LA MENTE. Ni modo por algo será que tenemos un blog.

6 comentarios:

glaukopis dijo...

jijiji esa es mi etiqueta preferida ;)

Marianita dijo...

será el sereno, pero a mí no me gustan las etiquetas en mis blos. ni las etiquetas en la ropa (mucho menos las que están "de juera").
pero sí son una muestra de lo ocurrentes que las mentes humanas pueden ser, porque "el que no enseña, no vende"!!
yo creo que no me gustan porque entre tanto bloguero creativo que pone etiquetas, a veces siento que no me llaman la atención... mi espíritu chismoso se apaga y no le pico pa leer.
pd: ESTE COMENTARIO TMB ESTUVO BIEN PIÑATÓN.

Blas Torillo dijo...

Jajaja... Carmen. Me has puesto una sonrisa grande en la cara con tu post.

Iba a poner otra cosa, pero cuando me dijiste voyeurista, por lo de Chila, me boté de la risa y se me olvidó.

Jaja... Salu2.

Pillo dijo...

Despues de leer algunas uno tiene que quebrarse la cabezota pensando en que poner...

Estela dijo...

QueridísimaCarmen

Te leo y te leo y más me encanta. Me sorprende y no, ya que tu parte irreverente y renegona siempre ha estado presente. Me gusta mucho tu constante moverte, atreverte, lanzarte y tu seguir hurgando en las grandes cualidades y habilidades que te son inherentes. Una vez más, ¡"chapó"!

Un super abrazo,

estela

chilangelina dijo...

Jojojojo, que buen post.
Pero no te hagas, "sali y vi que..." es la etiqueta que todos deberiamos de tener...