"Porque es nuestro existir, porque es nuestro vivir, porque él camina, porque él se mueve, porque él se alegra, porque él ríe, porque él vive: el Alimento"



Códice Florentino, lib,VI, cap.XVII

miércoles, octubre 03, 2007

¿Quién es el que anda aquí?

Me gustan las canciones que cuenten historias, eso ha sido desde niña. Y no sólo historias, imágenes que muestren palmo a palmo la vida cotidiana y a la vez desarrollan mi imaginación.

La niña solitaria que solía ser, tenía un pequeño tocadiscos que disfrutaba golosamente por ser sólo para mí. Oía todos los discos que me prestaban mis hermanas y también una pequeña discoteca de acetato en tamaño pequeño (sencillos les decían) casi todos eran de Crí-Crí.

Mi vida la veía reflejada en esas canciones, yo era ese elefantito que le chillaba a su papá que no le gustaba la sopa de lenteja ni de fríjol. Mi hermano era el comal fregón y yo la olla regañona. En La Merienda estaba presente la desagradable nata que le salía a mi leche. En Bombón Primero, la princesa Caramelo me parecía una melindrosa por no querer vivir con un rey en un castillo con murallas de membrillo y que en vez de pelo le brotaba pura miel – mmh, aprovéchate mensa–. Podía despertar mi miedo culposo con Las brujas, o mi ensoñación con el Baile de los muñecos.

Se cumplen 100 años del nacimiento de Francisco Galbilondo Soler -Crí -Crí- este 6 de octubre y no he visto pasar otro compositor de música infantil con esa sencillez, originalidad y versatilidad musical.

Crí-Crí era capaz de escribir una canción a una tiznada olla de frijoles y a un viejo comal, como establecer una crítica social desde la perspectiva de un Jicote aguamielero. O tatuar para siempre la crisis económica con La patita. Su música sembró en mí ese orgullo por la mexicanidad, por ver con otros ojos los objetos que consideramos “inútiles” y por supuesto por no perder esa capacidad de asombro de un niño.


7 comentarios:

Anónimo dijo...

¡OOOOOOH! ¿Se te acabó la creatividad o no has comido bien últimamente?
Hoy es el cumpleaños del Cochifrito, y me lo voy a comer, yamm yamm. ¿Te acuerdas?

Diana dijo...

a mí también me gusta cri-cri : )
cuando oyes canciones infantiles de otros países, te das cuenta de la genialidad y sentido social del grillito cantor.

chilangelina dijo...

Que lindo post!! Y que linda foto, es tuya??
Oye, pero nada como el Che Araña...

Pillo dijo...

O el negrito sandia..ese tambien era la onda.....yo creo q a los mocosos de hoy les falta escuchar más a cri cri y menos xbox....yo tambien creci oyendolo..gracias por recordarmelo

Carmen dijo...

Anonimo: Pero que porquería, comerte siete años despúes al cochifrito, a mí se me acaba la cratividad pero a ti se te acaba el buen gusto, apestaaaa eso.

Diana: Hay canciones infantiles muy buenas, pero no en la cantidad de un solo autor como Crí Crí

Chilangelina: Sí, la foto es mía. Mi comal y mi olla de frijoles jaja.

Pillo: Hay quien acusa con esa canción de Cri Cri de ser racista, ganas de buscarle chichis a las culebras. De acuerdo contigo, los niños necesitan más xbox

chilangelina dijo...

Ea! Bonita cocina de talavera...

Asilo Arkham dijo...

Yo de niño escuchaba a KISS.