"Porque es nuestro existir, porque es nuestro vivir, porque él camina, porque él se mueve, porque él se alegra, porque él ríe, porque él vive: el Alimento"



Códice Florentino, lib,VI, cap.XVII

miércoles, enero 10, 2007

Los mexicanos a la baja

Señor, me acuso que no compro tortillas en cualquier tortillería. Antes tengo que verificar su calidad, si de casualidad son de MASECA no las compro, sé de antemano que si me las como es peor que si me hiciera tacos con papel revolución.
Y si compro tortillas en el supermercado, su sabor es agradable sólo mientras están calientes, después de recalentadas se vuelven tan malas como el amor por segunda vez.
Tengo que caminar varias cuadras para comprarlas en una tortillería que las hace más a menos buenas pero al tercer día están quebradizas y secas.
Las tortillas Milpa Real huelen mal al recalentarlas, tienen un choquio horrible y ese mismo olor se queda flotando en el ambiente apestando toda la casa.
La verdad he de confesar que las compro hechas a mano, en el mercado de La Industrial o en el Mercado de Ruedas que se pone en las calles de López Velarde, aquí en mi colonia. Vale 10 pesos la docena o nueve respectivamente, son suaves, sabrosas, saben a maíz, delgadas y tienen un aroma rico al recalentarlas. Son caras, sí lo sé, pero vale la pena el gasto.
Pero si me preguntan cuales han sido las tortillas más malas que he comido diré sin pensarlo que las del todo el sureste, desde Villahermosa hasta Chetumal las tortillas son superdelgaditas y quebradizas, no es posible hacerse un taco sin que se rompa antes de llevárselo a la boca. No sé si será el agua en el proceso de nixtamalización o que diablos, pero de que son malas son pésimas.
No es posible que ahora se pague hasta 15 y 20 pesos el kilo de tortilla por aquellos lugares. Si al menos se aseguraran de que uno va ha recibir mejores tortillas, y que ese aumento llegue de verdad a los productores de maíz.
Imagínense a los albañiles que compran diariamente 7 u 8 kilos de tortilla diarias para llevar a la Obra, más de un día de salario mínimo se va en ese gasto.
¿Qué me dicen de los tacos? El precio de cada uno se incrementará un 25% seguramente.
Ayer en la columna de Itacate mencionan algo sobre el patrimonio intangible de la humanidad. Hace más de un año se hizo la solicitud ante la UNESCO para declarar a la cocina tradicional mexicana Patrimonio Intangible de la Humanidad, petición que fue negada, parece que ahora la cocina francesa busca ese reconocimiento. Creo que no hay peores enemigos para que fuera negada, que la miseria y la pérdida de usos y costumbres de los mexicanos. Hemos permitido que nos vendan malas tortillas, que las hamburguesas y las pizzas desplacen a las taquerías, que la chabacanería en el comer nos venza.

Post Scríptum: Ahora resulta que el buen samaritano del Dr. Simi vende tortillas a 4 pesos el kilo. Pero siempre y cuando uno compre algo en su changarro y sólo 1/2 kilo por persona. Habrá que comprar un condón de a peso y su 1/2 kilo de memelas.

1 comentario:

Sieg-Freiheit dijo...

me dieron ganas de llorar cuando supe eso de las tortillas... de por sí soy bien sensible y las cosas me afectan, pero eso fue de coraje.
Saludos