"Porque es nuestro existir, porque es nuestro vivir, porque él camina, porque él se mueve, porque él se alegra, porque él ríe, porque él vive: el Alimento"



Códice Florentino, lib,VI, cap.XVII

domingo, diciembre 10, 2006

Seleccionando el desayuno


¿Qué hacen cuando van a un restaurant a desayunar y hay servicio de buffet?
a) comer como desaforados para desquitar el costo del servicio, comiendo cosas que regularmente no las come uno en casa y menos a una hora como esa.
b) comer con buen diente, un poquito excedidos.
c) comer seleccionando sólo lo que acostumbra uno en casa.
d) comer frugalmente.

A todos aquellos que hayan seleccionado el inciso " a" ¡son de los míos! Felicidades, ustedes son unos tragones avariciosos que no les importa que el mesero se canse de retirar infinidad de platos vacios, sienten que ya no les cabe más en la panza pero una vocecilla en su interior les dice: "hay que hacer el gasto al restaurante, que caray" y se levantan por otro plato para comer del cereal que no probaron, de las gorditas que no saborearon, del guisado que ya se acabó pero que el mesero ya volvió a surtir más.

Hoy fuimos a desayunar con unos amigos de Gonzalo al restaurant Del Bosque que está en el espeso lago verde de Chapultepec, al entrar pregunté por el costo del servicio para inspirarme y abrir mi apetito. $180. 00, diez pesos más caro que el Meridiem. Me serví mi fruta, gelatina, jugo y más jugo, cuando de pronto descubrí una cola enorme que era para servir arracheras y cecinas, pacientemente esperé mi turno y me llevé un buen trozo de arrachera a mi mesa. Tenía tiempo de no comer una carne tan jugosa, suave y sabrosita, mmhh, nomás me acuerdo y ya quiero otra. Tuve que formarme de nuevo y esta vez pedí dos arracheras más. La acompañe con frijoles, chicharón, salsa verde, salsa de pasilla y salsa mexicana. La cara de los amigos de Gonzalo era de admirar, me miraban asombrados del gusto con que me preparaba mis taquitos, ellos sólo tomaron un jugo de zanahoria, café, un huevo y chilaquiles. No probaron ni un pastel, ni carnes frías, ni mariscos, ni crepas, ni nada. Por más que les insistía que comieran algo más, ellos permanecieron firmes en su decisión, estaban satisfechos. Me sentía la supertragona del grupo, y eso que no conocen a mi hermana Gabriela y mí mamá, ellas sí me ganan.
Lo que me cayó mal fue que uno de ellos me dijo con cara de mírame y canonízame: - "Es que yo vivo para comer, no como para vivir", ese es mi lema.
-Ah, pues mi lema es: "Come ahora que puedes" -(que risa) y seguí mordiendiendo mi taco con ganas de hacerle sus violines a ese hombre prudente.
La verdad no es mi lema, procuro no tener lemas ni máximas, simplemente me gusta disfrutar la vida, comer es un placer, y como todos los placeres son efímeros hay que aprovecharlos.
Cuando nos despedimos le dije a Gonzalo:
-De haber sabido no entramos con ellos al buffet, ¿y entonces, por qué están tan gorditos?

5 comentarios:

Sieg-Freiheit dijo...

Jojo, soy de las tuyas!!, y deja lo de la desquitada del precio, sino que en verdad me gusta comer! :D además cuando hay variedad y cosas que se ven deliciosas, pues como limitarse jeje, es sabrosísimo comer con gusto y probar de esto y aquello.

Saludos!

Anónimo dijo...

Uta, hace dos semanas en el california tragué todo lo que pude. Juré no volver a comer --por suerte no tengo palabra.

El truco es quedarte todo el tiempo que puedas: ver pasar los autos por la ventana o hacer todo lo que harías en tu casa: ir al baño, platicar, coger y cogitar. Cada que se asome un plato por la puerta de la cocina, corres hambriento, le pellizcas antes de que lo coloquen en la charola. Sin remordimientos ni temor a ser juzgado: ya el mero acto de pedir bufet habla de una mente desbordada, por lo que cualquier gesto en tu contra puede ser relativizado en términos del exceso.

--

La foto de tu perfil, ¿es tuya? Ecselente.

robota dijo...

Pos como dice el dicho: Atásquense ahora que hay lodo...

Carmen dijo...

Así es,comer y comer, por suerte nuestros intestinos funcionan muy bien.

La foto del perfil la bajé de la omnisciente internet.

mexicano dijo...

no cabe duda que mucha de la fama que btiene la cocina mexicana a nivel mundial, es por su diversidad, cada region tiene su manera de hacer comida, pero lo que si es exquisito es un platillo de buenas arracheras del norte del pais, son inigualables, que a proposito las encontre y las tuve hasta la puerta de mi casa en un sitio que no conocia que es www.mercadoelmexicano.com y con muchas cosas que a todos nos gustan los que somos buenos para comer.