"Porque es nuestro existir, porque es nuestro vivir, porque él camina, porque él se mueve, porque él se alegra, porque él ríe, porque él vive: el Alimento"



Códice Florentino, lib,VI, cap.XVII

jueves, noviembre 23, 2006

Algo de lingüística

Que hoy a las dos de la tarde con veinte minutos falleció el palomo que mi mamá había recogido en el parque. Era un palomo enfermo, sus padres lo echaron del nido a picotazos y entre los picotazos le vaciaron un ojo, además tenía la cabeza llena de verrugas. Cada que iba a ver a mi madre me recibía un tufo apestoso que venía del palomo.

Columbicultor es el que se dedica a la crianza de palomas, viene del latín columba: paloma.

Mi madre siempre a sido una especie santona curadora con los animales, las plantas y los niños. Ha salvado a muchísimos palomos, perros, gatos, pájaros; a mi hija Mariana y a mi sobrina Lupita en momentos de verdadera gravedad. Eso sin contar los otros tres nietos que cuidó con su peculiar estilo, pero ahí están todos vivos y con ojos.

Con las plantas sus manos son mágicas, con ella cualquier espiga seca y sin esperanzas resucita y reverdece, podría decirse que al menos esa cualidad tengo de ella. He aprendido el nombre de muchísimas plantas y flores, tengo especial predilección por las suculentas o como diría la doctora Bravo: Crasuláceas endémicas. Incluyendo todo tipo de agaves que crecen en mi azotea, sueño con agaves. Agave viene del griego y significa admirable.



Con este frío tan perro, no podía faltar un ídem que se me arrimara. Una señora metió de contrabando uno al hospital, cinco horas en la sala de espera y el canijo se me pegaba y se me pegaba, luego quería la señora que le hiciera cariñitos, ¡ni madres qué!, ni a la Tana de Antoinette le hago caso. Me cansé y la denuncié con la trabajadora social. Si a mí me revisan la cajuela antes de meter el coche al estacionamiento no sea que meta una bomba, ¿por qué a esa señora le permiten meter a su perro al hospital?

Cino, viene del griego kyon, kynós: perro
Cinorexia, hambre canina
O sea, como me dijo mi maestro Arrigo Coen, yo soy una cinofoba con cinorexia. ¿O seré misócina?
Mi vecina es cinofila

4 comentarios:

maris friolenta en la banqueta dijo...

jajajajaa
ta güeno, muy local, pero evidentemente lo entiendo. jojo!

¿has pensado en la causalidad de la abuela sobre mi destino?

Polycarpio dijo...

Estimada Carmen:

Yo por eso solo me alimento de chile en nogada, echiladas potosina, filete de pescado a la veracruzana y ron potosi con coca y limon. Nada de anorexia.

Saludos comestibles

Poly

Sieg-Freiheit dijo...

JAJAJA.... estuvo padre esto.
Yo tampoco soy muy fan de los perros.

Lo del palomo... tampoco soy muy fanática de las aves y menos con un padre neumólogo.

En fin
saludos!

LITO dijo...

pobre palomit

pero lo del perro fue algo feo!